Ciudad de México, 14 oct (EFE).- El paso del ciclón Pamela, que tocó tierra ayer como huracán categoría 1 en el noroeste de México, provocó severas inundaciones que dejaron incomunicadas a varias comunidades en el norte del estado de Nayarit, informaron este jueves autoridades estatales.

Personal de protección civil traslada en lanchas a damnificados por el paso del huracán Pamela, en el municipio de Rosamorada, estado de Nayarit (México). EFE/Aarón García

Además, producto de las intensas lluvias, se registró el aumento en el caudal y posterior desbordamiento de los ríos Acaponeta y San Pedro que afectaron la comunicación en la autopista Tepic-Mazatlán y los accesos a la carretera Acaponeta-Tecuala.

Un habitante observa una calle inundada por el paso del huracán Pamela, en el municipio de Rosamorada, estado de Nayarit (México). EFE/Aarón García

Los municipios principalmente afectados fueron Huajicori, Acaponeta, Tecuala, Tuxpan, Ruíz, Rosamorada, Santiago Ixcuintla y San Blas, en los que se llevan a cabo recorridos de ayuda a la ciudadanía.

Hasta ahora las autoridades no han reportado la pérdida de ninguna vida humana.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de Nayarit informó que en el tramo de la carretera Acaponeta-Tecuala se originó un socavón por la presión del agua durante su paso.

Además, la SSPC indicó que se encuentra inhabilitado el acceso a la cabecera municipal de Tecuala.

Mientras que las localidades de Los Sandovales y Agua Verde continúan inundadas con un aproximadamente de un metro del altura.

En tanto, la carretera que conduce a Tuxpan a Peñas se encuentra inhabilitada por el colapso del puente.

La SSPC señaló que agentes del organismo junto con otros de la Secretarías de Marina y de la Defensa Nacional, además de la Guardia Nacional y de Protección Civil, evacuaron a cientos de pobladores de las comunidades de La Bayona, Higuerita Nueva e Higuerita Vieja.

En las comunidades donde ha bajado el nivel de las inundaciones cuadrillas han trabajado en el levantamiento de árboles caídos, estructuras colapsadas y han inspección infraestructura con posibles daños.

Este jueves, la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) indicó que tras el paso del ciclón había restablecido el suministro al 90 % de los 213.598 usuarios que resultaron afectados por la presencia de fuertes lluvias y vientos en los estados de Nayarit, Sinaloa, Durango y Coahuila.

Previo a entrar a territorio por el estado de Sinaloa, el ciclón, que se formó durante el pasado fin de semana, registró un comportamiento inusual, pues el martes se debilitó de huracán a tormenta tropical, pero se fortaleció de nuevo como huracán en las primeras horas del miércoles.

Tras el paso del huracán, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indicó en sus pronósticos del miércoles que los remanentes de Pamela entrarían en interacción con un frente frío, lo que provocaría lluvias intensas (de 75 a 150 milímetros (mm)) en Coahuila, Durango, Nayarit y Sinaloa.

Publicidad