La Habana, 22 sep (EFE).- La multinacional hotelera española Iberostar operó este miércoles el primer vuelo de su aerolínea World2Fly en la ruta Madrid-La Habana tras anunciar la reapertura de 16 hoteles bajo su administración en la isla caribeña, que reabrirá progresivamente sus fronteras desde el próximo 15 de noviembre.
Los vuelos a la capital cubana tendrán -en principio- frecuencias de miércoles y domingos con Airbus A350, uno de los dos aparatos de la flota de la compañía de aviación que inició sus operaciones caribeñas en junio pasado con vuelos a Punta Cana (República Dominicana) y Cancún (México).
El presidente del grupo mallorquín Iberostar, Miguel Fluxá, declaró hoy tras su llegada a La Habana en el vuelo inaugural de World2 Fly que el plan futuro es tener un vuelo diario en esta ruta con clientes de paquetes vacacionales, cuando las circunstancias lo permitan.
La víspera, la compañía española, una de las de mayor presencia en el sector turístico de Cuba, anunció la reapertura de 16 de los 17 hoteles que opera en el país entre noviembre y enero de 2022, así como la inauguración de la nueva instalación Coral Level Esmeralda en Cayo Cruz, en el archipiélago Jardines del Rey situado al norte de la provincia Camagüey, del centro-este.
Con ese objetivo, la planta hotelera ha sido renovada y se garantizan medidas higiénico-sanitarias acordes con los nuevos conceptos en la atención a los clientes debido a la pandemia de covid-19, según sus directivos.
Fluxá confirmó que la reactivación de sus hoteles en Cuba es un “movimiento lógico” porque cuando la isla complete la vacunación contra la covid-19 “se va a abrir al mundo y va a ser como antes”.
“Entonces tenemos la apuesta porque queremos que Cuba funcione, que la economía mejore y creemos que el turismo es lo que va a hacer mejorar la economía de este país”, añadió el empresario.
La aerolínea perteneciente a Iberostar abrió en junio pasado los vuelos directos desde España hacia Punta Cana y Cancún, con la perspectiva de movilizar a más de 55.000 pasajeros antes de fin de año, cuando la compañía vislumbra un escenario más favorable para la industria turística con el avance de las vacunas contra la covid.
Iberostar gestiona hoteles cubanos desde 1993 en La Habana, Cayo Largo del Sur, Varadero, Trinidad y la cayería norte de las provincias centrales Villa Clara y Ciego de Ávila.
En conjunto con las cadenas españolas Meliá y Barceló, opera el 70% de las habitaciones de los hoteles estatales en la isla mediante contratos de administración.
Las autoridades cubanas han avanzado que para noviembre más del 90 % de los 11,2 millones de habitantes de la isla habrán recibido la pauta de tres dosis de las vacunas anticovid creadas por instituciones nacionales.
El país caribeño suspendió los vuelos comerciales y chárter en abril de 2020 para frenar la expansión del coronavirus y en octubre de ese año reabrió los aeropuertos, pero con una reducción mínima de vuelos procedentes de Estados Unidos, México, Panamá, Bahamas, Haití, República Dominicana y Colombia.
Antes de la pandemia, el turismo representaba para Cuba la segunda fuente oficial de ingreso de divisas solo por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior y aportaba en torno al 10 % del Producto Interior Bruto (PIB).
Cuba recibió 225.417 turistas extranjeros y viajeros desde enero hasta mayo, casi dos millones menos que en igual periodo de 2020, según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).
En 2020 aspiraba a recibir unos 4,5 millones de turistas extranjeros y así revertir la caída de un 9,3 % de 2019, cuando viajaron al país 4,2 millones de visitantes, 436.352 menos que en 2018, de acuerdo con datos oficiales.

Varias personas observan la llegada del primer vuelo de la aerolínea World2Fly en la ruta Madrid-La Habana, de la multinacional hotelera española Iberostar, hoy en el Aeropuerto José Martí en La Habana (Cuba). EFE/ Ernesto Mastrascusa
Vista de un área vacía lista para el arribo de turistas del primer vuelo de la aerolínea World2Fly en la ruta Madrid-La Habana, de la multinacional hotelera española Iberostar, hoy en el Aeropuerto José Martí en La Habana (Cuba). EFE/ Ernesto Mastrascusa