Publicidad

Getafe (Madrid), 30 mar (EFE).- Djené Dakonam, defensa del Getafe, habló este sábado sobre el insulto que recibió el jugador del Sevilla Marcos Acuña desde la grada del Coliseum y dejó claro que si en su estadio hay un “cántico” despectivo, se tiene que parar el partido.

Así lo hizo el árbitro Jesús Iglesias Villanueva, que detuvo el encuentro en la segunda parte a instancias de su linier, que escuchó desde la grada un insulto al jugador argentino del Sevilla. El colegiado avisó al delegado del Getafe, Manuel Mejuto González para lanzar por megafonía un mensaje en contra de un insulto que aún no se conoce.

“El árbitro ha dicho que había un cántico, pero yo no escuché nada. Si hay un cántico aquí, el partido tiene que pararse porque esto no puede ser”, declaró a DAZN.

También habló sobre el encuentro que perdió su equipo 0-1 ante el Sevilla y reconoció que el tanto de Sergio Ramos a los cinco minutos dejó “un poco fríos” a los jugadores del Getafe.

“Hemos encajado un gol muy pronto. Pero hemos generado muchas ocasiones. No tuvimos aciertos. Hay que seguir. Quedan muchos partidos y seguiremos nuestro camino. Hoy hemos trabajado en grupo y la segunda parte han salido muchos delanteros. Hemos generado más, el balón no entró y a seguir trabajando”, comentó.

“Hemos sido efectivos en algunos partidos. Hoy mala suerte. El balón no quería entrar y a seguir trabajando con la finalización. Cada partido seguiremos. Prepararemos el siguiente y el objetivo es salvar la categoría”, finalizó.

Publicidad