Buenos Aires, 24 oct (EFE).- Una réplica del submarino argentino ARA San Juan y una “cápsula del tiempo” con mensajes para sus 44 tripulantes forman parte del memorial que se inauguró este domingo en la localidad bonaerense de Mar del Plata, con el objetivo de honrar a las víctimas de esta nave hundida hace casi cuatro años.

Situado frente a la Base Naval marplatense, hogar del buque hasta su desaparición, este espacio de recuerdo fue impulsado por Guillermo Tibaldi, excomandante del ARA San Juan entre 2004 y 2005.

El memorial contiene una escultura del buque de seis metros de largo y una tonelada de peso, que cuenta con una placa de mármol con los nombres de los 44 marinos fallecidos y el lema “En patrulla eterna”.

También habrá una “cápsula del tiempo”, un espacio hermético con mensajes de afecto grabados por familiares y amigos de los tripulantes, que permanecerá sellada hasta el 25 de octubre del 2067, cuando se cumplan 50 años de la última zarpada del submarino desde la base de Mar del Plata.

Sobre un mástil de tres metros de altura ubicado en el mismo lugar, descansará a su vez un periscopio que apunta simbólicamente hacia la zona donde se encontró el casco del buque a más de 900 metros de profundidad.

El ARA San Juan, fabricado en Alemania e integrado en 1985 a la Armada de Argentina, partió el 13 de noviembre de 2017 del sureño puerto de Ushuaia, adonde sus tripulantes habían acudido para realizar unas maniobras militares, para dirigirse de regreso a su base en Mar del Plata.

En su última comunicación, en las primeras horas del 15 de noviembre y desde una zona a 430 kilómetros del punto más cercano de la costa, el comandante había informado de que se produjo un principio de incendio en un compartimento de baterías por la entrada de agua al submarino, un problema que según reconoció después la Armada fue resuelto y el buque pudo seguir su viaje.

Tras un año de búsqueda y numerosas protestas de los familiares por los nulos progresos, la empresa estadounidense Ocean Infinity anunció el hallazgo del submarino en la noche del 16 al 17 de noviembre de 2018 -apenas un día después del primer aniversario de su desaparición-, hundido en el fondo del mar a 500 kilómetros de la costa, aunque los restos de los tripulantes nunca fueron encontrados.

Publicidad