Publicidad

Yakarta, 22 nov (EFE).- Los servicios de emergencia de Indonesia trabajan este martes contra reloj para localizar y rescatar a posibles supervivientes del terremoto de magnitud 5,6 que sacudió la víspera la provincia de Java Occidental, la más poblada del país, y que ha dejado decenas de muertos.

El sismo, que se registró a las 13.21 hora local (6.21 GMT) del lunes cerca de la localidad de Cianjur, causó el derrumbe de diversos edificios y, según informaron hoy las autoridades, alrededor de 25 personas permanecen atrapadas bajo los escombros.

“A día de hoy, hasta 25 residentes estaban enterrados bajo los escombros de los edificios. Los datos muestran que varios de estos residentes fueron identificados en la aldea de Cijedil”, señaló la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres (BNPB, en indonesio).

La cifra exacta de personas fallecidas en la tragedia permanece sin estar clara. Mientras que la BNPB sitúa su número oficial de muertos en 62 hasta ahora, el gobernador de Java Occidental, Ridwan Kamil, informó la víspera de 162 decesos, que siguen sin verificarse.

Sin embargo, las autoridades coinciden en que el número de víctimas deberá aumentar en las próximas horas en medio del caos desatado por el temblor y ante los riesgos de nuevos corrimientos de tierra, que suelen ser bastante usuales en esa región.

Por eso, el jefe de BNPB, Suharyanto, afirmó hoy en un comunicado que la prioridad de los equipos de búsqueda y rescate es localizar y evacuar las víctimas lo cuanto antes, así como brindar auxilio a los heridos.

Los servicios de emergencia de Indonesia trabajan este martes contra reloj para localizar y rescatar a posibles supervivientes del terremoto de magnitud 5,6 que sacudió la víspera la provincia de Java Occidental, la más poblada del país, y que ha dejado decenas de muertos. EFE/EPA/ADI WEDA

Agregó que el grupo de trabajo conjunto estipuló en una semana el plazo de respuesta a la tragedia y que confiaba en completar el proceso de búsqueda y evacuación en ese periodo, por lo que instó a los ministerios y agencias del país a “trabajar juntos y colaborar para acelerar la respuesta de emergencia”, tras una reunión el lunes.

Según los datos más recientes divulgados por BNPB, al menos 92 personas resultaron heridas y más de 5.400 abandonaron sus hogares tras el sismo en el distrito de Cianjur, en tanto que el gobernador de la provincia de Java Occidental cifró en más de 300 los heridos y en 13.000 los desplazados en la región.

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría de ellos moderados.

Una de las catástrofes más mortíferas en el país remonta a 2004, cuando un fuerte terremoto en el norte de la isla de Sumatra generó un tsunami que causó más de 226.000 muertos en una docena de naciones bañadas por el Océano Índico.

Publicidad