Publicidad

San Salvador, El Salvador, 15 de mayo de 2024.- El Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador comenzó este martes el juicio contra el expresidente Mauricio Funes, acusado de lavado de dinero relacionado con la recepción de una avioneta como parte de un presunto trato ilícito. Funes, quien se encuentra exiliado en Nicaragua, es enjuiciado en ausencia, un procedimiento permitido en el país desde septiembre de 2022.

La Fiscalía de El Salvador imputa a Funes, presidente del país entre 2009 y 2014, por casos especiales de lavado de dinero y activos. Según una fiscal que maneja el caso de manera anónima, “Funes realizó negociaciones ilícitas en la construcción de un puente en Chalatenango, entre 2012 y 2014, aceptando como dádiva una avioneta”.

Además, se alega que Funes y el empresario José Miguel Menéndez adjudicaron indebidamente a la empresa guatemalteca Servicios Calificados de la Construcción dos proyectos de infraestructura vial, a pesar de la falta de capacidad de la empresa para llevar a cabo las obras. Menéndez ya ha sido condenado a 8 años de prisión en agosto de 2022.

El juicio contra Funes se prevé que dure hasta dos semanas y podría enfrentar una sentencia de entre 8 y 12 años de prisión si es encontrado culpable.

Funes huyó a Nicaragua a mediados de 2016 y recibió asilo. En julio de 2019, el gobierno de Daniel Ortega le concedió la nacionalidad nicaragüense. El expresidente también es acusado de malversar 351 millones de dólares, entre otros cargos de corrupción durante su gobierno.

Este caso se suma a otros procesos judiciales contra exmandatarios salvadoreños, incluyendo a Elías Antonio Saca y Salvador Sánchez Cerén, quienes también enfrentan cargos de corrupción y están vinculados con malversaciones millonarias durante sus respectivas gestiones.

Publicidad