Publicidad

Ciudad de Panamá, 26 feb (EFE).- Descalificaciones, insultos, ataques personales, así como ideas y propuestas bastante generales fue la tónica reinante este lunes en el primer debate presidencial de cara a las elecciones generales que se celebrarán en Panamá el próximo 5 de mayo.

Vista general de un debate presidencial con los candidatos de izq. a der. Ricardo Lombana, del partido Movimiento Otro Camino, Zulay Rodríguez, candidata a libre postulación, José Gabriel Carrizo, del partido de Gobierno P.R.D, Maribel Gordón, candidata a libre postulación, Martín Torrijos, del Partido Popular (PP), el espacio vacío del expresidente Ricardo Martinelli, ahora asilado en la Embajada de Nicaragua, Melitón Arrocha, candidato a libre postulación y Rómulo Roux, del Cambio Democrático y partido Panameñista en Alianza hoy, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Carlos Lemos

La inseguridad ciudadana, la crisis financiera de la Caja de Seguro Social (CSS), la educación, el desempleo y el desarrollo sostenible fueron los temas que centraron este primero de tres debates en el que se enfrentaron siete de los ocho candidatos presidenciales a los comicios de mayo.

De izq. a der. los candidatos José Gabriel Carrizo, del partido de Gobierno P.R.D, Maribel Gordón, candidata a libre postulación y Martín Torrijos, del Partido Popular (PP), participan hoy durante un debate presidencial en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Carlos Lemos

El único ausente lo fue el expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), que se encuentra asilado en la embajada de Nicaragua mientras se espera que el Tribunal Electoral (TE) oficialice su inhabilitación tras su condena a más de 10 años de prisión por blanqueo de capitales.

En casi tres horas, los aspirantes presidenciales de manera sucinta, y con muy poco margen de tiempo, según se quejaron algunos, se esforzaron en exponer sus planes y propuestas, además de una fase de preguntas entre ellos y de otra por parte de estudiantes.

El expresidente Martín Torrijos (2004-2009), por el Partido Popular (PP); el actual vicepresidente José Gabriel Carrizo, por el Partido Revolucionario Democrático (PRD); Rómulo Roux, por la alianza de Cambio Democrático (CD) y el Partido Panameñista (PPa); Ricardo Lombana, por el partido Moca, y los aspirantes por la libre postulación Melitón Arrocha, Maribel Gordón y Zulay Rodríguez participaron en esta primera contienda.

Casi todos coincidieron en combatir al desempleo, que de acuerdo con cifras oficiales actualmente es del 7,4%, garantizar el acceso a la educación y mejorar su calidad, garantizar y abaratar el precio de los servicios públicos, así como invertir en obras públicas y de infraestructura, y resolver la crisis de las pensiones de la CSS sin subir las cuotas y la edad de jubilación.

Melitón Arrocha urgió que hay que hacer una importante dotación de recursos al programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social -que sostiene las pensiones- ya que, dijo, está pronto a colapsar.

Donde se dieron las descalificaciones y acusaciones, fue al abordar el problema de la inseguridad ciudadana y la corrupción, mientras que en la temática de la crisis migratoria la aspirante y diputada Zulay Rodríguez propuso “cerrar la frontera” a los migrantes que están, expresó, vinculados con la “narcopolítica”.

“Hablemos en serio de inseguridad: los mayores ladrones que tiene Panamá o están en este escenario o han sido protegidos por ellos”, soltó Lombana abriendo su intervención, al tiempo que sentenciaba que “hay que limpiar las instituciones de la corrupción y de la narcopolítica”.

Lombana también se refirió a los que, según dijo, le piden que en su Gobierno sea, de ganar las elecciones en mayo, como el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en el combate a la delincuencia y a la inseguridad (…), “y voy a coordinar con Bukele y con quien sea necesario para combatir el crimen organizado”.

“Tengan por seguro que vamos a limpiar las instituciones, no negociaré con delincuentes, ni los de la calle, ni los de saco y corbata, tendremos más policías en las calles y mejor equipados, y mayor capacidad de respuesta ante la violencia contra la mujer y contra nuestros niños”, sostuvo Lombana, abogado y comunicador.

A su vez, Rómulo Roux dijo que para combatir la inseguridad ciudadana y la delincuencia su Gobierno fortalecerá a la Fuerza Pública con mejores equipos y tecnología, pero también incidiendo en la prevención y la reinserción de los ex privados de libertad.

Roux, por otra parte, tuvo un rifirrafe con Martín Torrijos (2004-2009) cuando manifestó que para hacer un verdadero cambio en el país “se requiere compromiso y se requiere no depender del sistema político en el que has vivido toda tu vida y sigues viviendo”.

“Está claro que yo no vivo del Gobierno, pero te aclaro que tu vives de las empresas que están explotando los derechos de los panameños”, le dijo Torrijos a Roux, mientras que este se defendió comparando al exmandatario y candidato presidencial con los “niños que ni trabajan ni estudian -nini-: “yo creo que tú eres un nini Martín, y lo has sido como por 15 años”.

La economista y aspirante Maribel Gordon criticó este tipo de descalificaciones personales, señalando tras acabar el debate que “ellos vinieron con los insultos y nosotros a hacer propuestas por una vida digna”.

Gordón, a quien se la relaciona con grupos de la izquierda latinoamericana ideales socialistas, se quejó del escaso margen de tiempo que se tuvo en este debate para explicar las propuestas.

Los próximos dos debates serán el próximo 13 de marzo en la occidental provincia de Chiriquí, y el 17 de abril en Ciudad de Panamá.

Publicidad