Jerusalén, 28 de mayo.- El ministro de Exteriores de Israel, Israel Katz, lanzó duras críticas contra el Gobierno español este martes, acusando al presidente Pedro Sánchez de ser “cómplice de incitar al genocidio judío” por reconocer al Estado palestino y por mantener en su cargo a la vicepresidenta Yolanda Díaz tras sus polémicas declaraciones. Díaz había mencionado que “Palestina será libre desde el río hasta el mar”, una frase que la embajadora israelí en Madrid, Radica Radian-Gordon, calificó de lema de Hamás.

En respuesta, Díaz aclaró que sus palabras buscaban expresar un deseo de paz y prosperidad compartidos entre Israel y Palestina, alejándose de cualquier interpretación que sugiriera la eliminación de Israel. Sin embargo, Katz comparó a Díaz con figuras controvertidas como el líder supremo iraní, Ali Jameneí, y Yahya Sinwar de Hamás, en publicaciones en la red social X, aumentando aún más las tensiones diplomáticas.

En un acto de represalia, Israel ha limitado las funciones consulares del Consulado español en Jerusalén para los residentes palestinos de Cisjordania ocupada, intensificando el desacuerdo diplomático tras el reconocimiento simultáneo de Palestina por parte de España, Noruega e Irlanda.

Por otro lado, el presidente palestino, Mahmud Abás, ha expresado su gratitud hacia España, Noruega e Irlanda por su “valiente” decisión, destacando que estas acciones reflejan un consenso internacional hacia una solución pacífica en la región. Abás también ha valorado positivamente las recientes declaraciones de Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea, quien reafirmó que la solución de los dos Estados es crucial para la seguridad y prosperidad a largo plazo de Israel.

Este escenario marca un momento significativo en las relaciones internacionales, donde la búsqueda de paz en Medio Oriente continúa siendo un desafío complejo y cargado de implicaciones diplomáticas profundas.