Publicidad

Jerusalén, 3 nov (EFE).- El Ejército de Israel cumple este viernes una semana del inicio de su ofensiva terrestre en la Franja de Gaza mientras mantiene sus bombardeos sobre el enclave, en medio de la guerra que declaró al grupo islamista Hamás y que en menos de un mes ha causado más de 10.000 muertos, la inmensa mayoría palestinos.

l Ejército de Israel cumple este viernes una semana del inicio de su ofensiva terrestre en la Franja de Gaza mientras mantiene sus bombardeos sobre el enclave, en medio de la guerra que declaró al grupo islamista Hamás y que en menos de un mes ha causado más de 10.000 muertos, la inmensa mayoría palestinos.
"Anoche, soldados del 13º Batallón de la Brigada Golani y tropas blindadas del 53º Batallón se enfrentaron con varios escuadrones terroristas dentro de la Franja de Gaza", indicó un portavoz del Ejército israelí.
Los milicianos "dispararon misiles antitanque y activaron varios artefactos explosivos improvisados" contra las fuerzas israelíes, que respondieron con fuego cuando algunos de ellos "intentaron subirse a los vehículos de los soldados" israelíes, añadió.
El resultado fue que los terroristas murieron y continuamos nuestra operación", subrayó el portavoz, al precisar que las fuerzas en tierra dirigieron ataques aéreos con aviones y artillería. 
EFE/EPA/MOHAMMED SABER

“Anoche, soldados del 13º Batallón de la Brigada Golani y tropas blindadas del 53º Batallón se enfrentaron con varios escuadrones terroristas dentro de la Franja de Gaza”, indicó un portavoz del Ejército israelí.

Los milicianos “dispararon misiles antitanque y activaron varios artefactos explosivos improvisados” contra las fuerzas israelíes, que respondieron con fuego cuando algunos de ellos “intentaron subirse a los vehículos de los soldados” israelíes, añadió.

“El resultado fue que los terroristas murieron y continuamos nuestra operación”, subrayó el portavoz, al precisar que las fuerzas en tierra dirigieron ataques aéreos con aviones y artillería.

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 de octubre después del ataque del grupo islamista por tierra y aire en territorio israelí, que causó más de 1.400 muertos, 5.400 heridos, y al menos 242 secuestrados en Gaza.

Desde ese día, el Ejército de Israel bombardea sin cesar el enclave y, la noche del viernes pasado, inició una ofensiva por tierra en el que han muerto al menos 23 soldados y que el jueves avanzó hasta el interior de la ciudad de Gaza, principal urbe de la Franja.

De su lado, las milicias palestinas no han cesado de lanzar cohetes hacia Israel, la mayoría de ellos interceptados por el sistema de defensa antiaérea israelí.

La ofensiva militar de Israel sobre la Franja de Gaza ha causado más de 9.000 palestinos muertos y más de 30.000 heridos, la gran mayoría civiles.

La desesperación cunde entre la población gazatí, donde muchos hospitales y cementerios han colapsado ante el creciente número de víctimas y la escasez de agua potable, alimentos, electricidad y combustible.

Cerca de 1,5 millones de personas han sido forzados a desplazarse en la Franja, más de la mitad de la población, y muchos de ellos buscan desesperadamente salir del enclave por el paso de Rafah, fronterizo con Egipto, el único del enclave que ha sido abierto en contadas ocasiones para dejar entrar ayuda humanitaria o evacuar heridos y extranjeros.

El miércoles, por segundo día consecutivo, se permitió la evacuación de unos 60 palestinos heridos a un hospital de campaña egipcio, junto con unos 400 titulares de pasaportes extranjeros.

Israel y las milicias palestinas de Gaza inician este viernes su 28ª jornada de guerra, mientras se espera la llegada a Israel del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, para su segunda visita oficial desde que comenzó la escalada.

Publicidad