Publicidad

Jerusalén, 20 mar (EFE).- Israel informó detuvo a unos 600 supuestos combatientes de las milicias palestinas dentro del hospital Al Shifa en ciudad de Gaza, donde emprendió una operación militar hace tres días con el argumento de que en él se esconden “terroristas”.

El portavoz del Ejército, Daniel Hagari, aseguró que hasta el momento fueron identificados 250 de los detenidos como miembros de Hamás y la Yihad Islámica y que se investiga la vinculación con estos grupos de los otros 350 arrestados.

“Estamos hablando de muchos agentes de la Yihad Islámica, incluidos comandantes de batallones, y agentes de Hamás y funcionarios políticos”, explicó Hagari en un vídeo grabado en la entrada del hospital.

El Ejército indicó que en las últimas horas, sus fuerzas junto con el Shin Bet, detuvieron a otros 350 sospechosos en la zona y localizaron armas en todo el hospital, incluidos rifles Kalashnikov, ametralladoras, cargadores, morteros, granadas, juegos de rol y equipo de combate, detalló un comunicado castrense.

Dos días después de que el Ejército israelí asaltara la madrugada del lunes por cuarta vez el centro hospitalario más grande de la Franja de Gaza, los soldados israelíes siguen ocupando el complejo médico, que aseguran que Hamás utiliza para “fines terroristas”.

“Como parte del esfuerzo para capturar a los terroristas que se esconden y operan dentro de los edificios del hospital y que utilizan a la población civil como escudos humanos”, señaló el Ejército.

Durante la mañana de este miércoles, Israel también aseguró haber matado aproximadamente a 90 supuestos milicianos y de haber transferido a “160 sospechosos a territorio israelí para ser interrogados más a fondo”.

Israel insistió en todas sus operaciones militares dentro del Shifa está evitando daños a “civiles, pacientes y equipos médicos”.

Sin embargo, la agencia oficial palestina Wafa indicó que algunos de los pacientes tuvieron que abandonar el complejo y desplazarse al Hospital Bautista, pese a su difícil estado de salud.

El hospital Shifa había vuelto a funcionar de manera parcial el pasado 2 de marzo para atender a los heridos de ciudad de Gaza, pese a las dificultades y pocos suministros médicos, agua y alimentos de los que dispone, tal y como apuntó el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom.

En más de cinco meses de guerra, los muertos en la Franja se acercan a los 32.000, el 72 % de ellos mujeres y niños.

Publicidad