Jerusalén, 12 dic (EFE).- Israel incluirá al Reino Unido, Bélgica y Dinamarca en la “lista roja” de países a los que sus ciudadanos no pueden viajar por la expansión de la variante ómicron de coronavirus, nómina en la que ya figuraban una cincuentena de naciones africanas desde finales de noviembre.

Las autoridades sanitarias del país, incluido el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, lo anunciaron hoy en una rueda de prensa tras reunirse para decidir nuevas restricciones para contener la propagación de ómicron, para lo que el país blindó sus fronteras a visitantes extranjeros hace dos semanas, medida que de momento sigue vigente hasta vísperas de Navidad.

Está previsto que los tres países europeos entren en la lista de Estados vetados en las próximas 72 horas, cuando los israelíes tendrán prohibido viajar, salvo lograr un permiso especial y justificado, y deberán hacer una cuarentena de entre una semana y diez días si regresan de esos lugares.

Tras reunirse con sus ministros por la mañana, el primer ministro israelí, Naftali Benet, advirtió de que la situación por la ómicron es alarmante y que si no se toman medidas drásticas de control de fronteras a tiempo, Israel podría verse abocado a un nuevo confinamiento, algo que el Gobierno quiere evitar.

“Si no tomamos medidas inmediatas y difíciles ahora, llegaremos a un cierre”, señaló Benet, quien indicó que “la tasa de inmunización en estos momentos en Israel es horrible”, principalmente por los bajos ratios entre niños, a los que Israel ya puede vacunar desde mediados de noviembre.

Hasta ahora, solo el 5 % de los niños de 5 años y el 9 % de los de 6 a 11 años han recibido al menos una dosis; mientras que el grupo de edad 12-15 años, que se pueden vacunar desde junio, solo tiene una tasa de inmunización del 60 %.

La semana pasada, el 42 % de los nuevos casos de covid se registraron en niños de entre 5 y 11 años; y otro 9 % entre niños de 12 a 15 años.

Benet también sugirió la necesidad de estudiar la viabilidad de una campaña de la cuarta dosis de vacunas para enero, dada la actual situación por la ómicron, mientras que más de 4 millones de personas se han aplicado la tercera, en un país de 9,3 millones de habitantes.

Israel ha registrado hasta ahora 55 casos de ómicron, incluidas 20 infecciones de la variante confirmadas el fin de semana. En total, 42 de estos infectados están “protegidos” -recibieron la tercera dosis o la segunda en los últimos seis meses-, mientras que los otros 13 están desprotegidos.

Publicidad