Roma, 11 jun (EFE).- Italia usará la vacuna de Astrazeneca solo en mayores de 60 años y a los menores de esa edad que hayan recibido la primera dosis del fármaco anglo-sueco se les inyectará otro compuesto, según anunciaron hoy las autoridades del país, una medida que llega tras un nuevo caso de trombosis mortal en una joven.

Camilla Canepa, de 18 años, que residía en Sestri Levante (noroeste de Italia), fue hospitalizada el pasado domingo en Génova tras una trombosis del seno cavernoso y operada para extirpar el trombo y reducir la presión intracraneal, pero no lo superó y falleció este jueves. Había sido vacunada con su primera dosis de AstraZeneca el 25 de mayo durante la jornada de puertas abiertas para mayores de 18 años.

Ahora como “precaución”, Italia usará la vacuna de Astrazeneca solo en mayores de 60 años y a los menores de esa edad, que hayan recibido la primera dosis del fármaco anglo-sueco, se les inyectará otro compuesto, según anunciaron hoy las autoridades del país.

“Astrazeneca se usará solo para mayores de 60 años. En el caso del resto haremos vacunación combinada”, dijo en rueda de prensa el comisario de la emergencia, el general Francesco Figliuolo.

El pasado abril, después de que surgieran algunos casos de trombosis entre los vacunados con Astrazeneca, varios mortales, Italia anunció que priorizaría la inyección de este fármaco a los mayores de 60 años, si bien esa “recomendación” ha sido generalmente ignorada.

Aunque los diferentes organismos médicos habían recomendado la inoculación del fármaco anglo-sueco sólo a los mayores de 50 años para evitar los raros episodios de trombosis que puede producir, algunas regiones decidieron vacunar con AstraZeneca en los llamados “open day”, jornadas sin necesidad de reserva dedicadas a los jóvenes.

En los últimos días, un grupo de 24 médicos y virólogos habían lanzado un llamamiento para mostrar su contrariedad a la decisión de abrir las vacunas con el suero de la empresa anglo-sueca a los más jóvenes, debido a que la administración de esta vacuna a menores de 40 años, especialmente mujeres, “podría tener más riesgos que beneficios, aunque rara vez provoque complicaciones potencialmente mortales”.

“La vacuna AstraZeneca puede provocar fenómenos de trombosis asociados a la disminución de plaquetas. Precisamente por eso se recomendó un uso preferencial en mayores de 60 años”, comentó anoche en un programa televisivo el coordinador del Comité Técnico Científico, Franco Locatelli.

En cualquier caso Locatelli también defendió la seguridad de la vacuna y señaló que “todos los datos disponibles indican que los casos trombosis después de la segunda dosis son extraordinariamente raros” y en Italia por el momento no se ha registrado ninguno.