Publicidad

Miami, 13 ene (EFE).- Consagrado como una figura importante de la música latina, el cantante venezolano José Luis Rodríguez, El Puma, cumple 80 años este sábado agradecido “más que nunca” por el doble trasplante de pulmón que en 2017 le dio una segunda vida y sin pensar en la retirada.

Hace cinco años El Puma pensaba que no podría seguir en la música o incluso en la vida. Ahora no tiene planes de retiro. La idea ni se le pasa por la cabeza, así lo dijo desde Uruguay, donde pasará su cumpleaños, según confirmo a EFE su representante.

“El que nace para chicharra muere cantando. Eso se lleva en la sangre”, dijo Rodríguez, quien nació en Caracas el 14 de enero de 1943 e inició su carrera artística a los 17 años en un conjunto creado por él, Los Zeppy.

El sobrenombre de El Puma con el que se hizo conocido en el mundo de la música se lo ganó por haber encarnado a un personaje así llamado en la telenovela “Una muchacha llamada Milagros”.

La actuación es otra de las facetas artísticas de Rodríguez, que además ha sido presentador y últimamente jurado de un concurso de talento musical en Argentina.

AGRADECIDO

Con más de 30 álbumes en su haber, con canciones icónicas como “Pavo real, “Dueño de nada” y “Agárrense de las manos” y un estilo propio de peinarse, cantar y bailar que enloquecía a sus fans, Rodríguez le dio significativamente al más reciente de sus discos el título de “Agradecido” (2019).

La compleja operación de doble trasplante de pulmón a la que fue sometido en Miami en diciembre de 2017 significó mucho para un artista que tuvo siempre el favor del público, pero al que una galopante fibromatosis pulmonar le tuvo apartado años de los escenarios y lo puso al borde de la muerte.

“No me canso de darle las gracias a Dios, a los médicos y obviamente al donante”, subrayó el cantante entonces. Aún ahora sigue mostrando su agradecimiento.

“Me queda un trecho por recorrer todavía, hay algunas cosas que todavía siento que tengo que hacer y entre ellas está mi agradecimiento a Dios y el ir a buscar a la gente y al público otra vez”, explicó al diario uruguayo El Observador en vísperas de su cumpleaños número 80.

De esas ocho décadas tres las ha pasado en Miami, donde se casó con su segunda esposa, la modelo cubana Carolina Pérez, con quien tuvo su hija menor Génesis y de la que no se cansa de repetir: “Después de Dios, le debo la vida a ella”.

Génesis, quien forma parte del elenco de la exitosa serie de Netflix “Umbrella Academy” dijo a EFE que su padre le ha enseñado que “mientras haya vida hay que vivir intensamente”.

“Yo de verdad pensé que nunca más lo iba a ver en un escenario, qué decir, pensé que ya no lo tendría. Y él nunca se rinde y aquí está, con fuerza y vitalidad”, agregó.

Anteriormente estuvo casado con la también artista venezolana Lila Morillo, con quien tuvo dos hijas Liliana y Lilibeth Rodríguez Morillo, con las que no se trata.

OPOSITOR Y REPUBLICANO

Desde Miami, El Puma mostró una abierta oposición al Gobierno del ya fallecido Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro, y llegó a prometer que no regresaría a su patria hasta que volviera la democracia.

Con un sentimiento que describió como “agridulce” rompió su palabra en julio de 2022, aunque no modificó su posición política.

En su país de adopción se ha declarado republicano y ha apoyado los esfuerzos electorales de Donald Trump.

Hoy Rodríguez se dice dispuesto a decirle que sí a todo tipo de propuesta, incluso si se tratara de algo corto en la actuación.

Los 80 encontrarán al Puma en las playas de Uruguay, donde apagará las velitas con mucho agradecimiento muchos sueños, entre los que está llevar su vida a una bioserie, hacer más música y mantenerse “conectado con el público” hasta el final.

Publicidad