Publicidad

Montreal, Canadá, 15 de mayo.- Un juez del Tribunal Superior de Quebec ha rechazado una solicitud de orden judicial provisional presentada por la Universidad McGill, que buscaba desmantelar un campamento pro palestino establecido en el jardín delantero de su campus en el centro de Montreal. La decisión fue anunciada por el juez Marc St-Pierre el miércoles por la mañana, subrayando que la universidad no demostró la urgencia necesaria para justificar la medida.

La Universidad McGill había argumentado en su solicitud, presentada el lunes, que el campamento representaba un riesgo de seguridad y podría incrementar las tensiones en el campus, además de interferir con las tradicionales ceremonias de graduación al aire libre. Sin embargo, el juez St-Pierre refutó estos argumentos señalando que no se han registrado incidentes graves o violentos en el campamento, y que incluso un enfrentamiento con contramanifestantes ocurrió de manera pacífica.

Además, St-Pierre destacó que la universidad ya había reubicado su ceremonia de graduación, que normalmente se realiza en el espacio ahora ocupado por el campamento. Esta decisión representa un revés significativo para la administración de McGill, que ha buscado una solución al estancamiento con los manifestantes, quienes demandan que la universidad corte vínculos con empresas e instituciones académicas relacionadas con Israel.

El juez inició su fallo mencionando que la petición de la universidad se inscribe en un contexto más amplio de campamentos propalestinos en universidades de toda América del Norte, en respuesta a los recientes acontecimientos en la Franja de Gaza que han resultado en un alto número de palestinos muertos, heridos o desplazados. La situación en McGill es un reflejo de un movimiento más grande que busca llamar la atención sobre la crisis en Gaza y presionar a las instituciones para que reconsideren sus relaciones con Israel.

Publicidad