Roma, 6 abr (EFE).- El Juventus Turín y el Nápoles, que comparten la cuarta posición y viven momentos de forma opuestos, se enfrentan este miércoles en el Allianz Stadium de Turín en un choque directo que puede ser decisivo en la lucha por una plaza en la próxima Liga de Campeones.

La inercia está toda a favor del Nápoles, que llega a Turín tras cuatro victorias consecutivas y decidido a hundir aún más a su histórico rival, un Juventus que quedó fuera de la Liga de Campeones en los octavos de final, que está a doce puntos del liderato y está obligado a pelear para evitar quedar fuera de la próxima copa continental.

Los hombres de Andrea Pirlo comparten la cuarta posición con el Nápoles y, de no lograr entrar en los primeros cuatro de la tabla, cerrarían una debacle histórica.

Los “bianconeri” no ganan desde hace dos partidos en la Serie A, pues perdieron 0-1 contra el Benevento y no pasaron del 2-2 en el derbi ante el Torino. Además, Pirlo no podrá contar con Leonardo Bonucci, Federico Bernardeschi ni el turco Merih Demiral, todos positivos por coronavirus.

Eso sí, Pirlo reincorporó al argentino Paulo Dybala, el brasileño Arthur Melo y el estadounidense Weston McKennie, castigados con la exclusión del último duelo liguero por organizar la semana pasada una cena ilegal y violar las reglas anticoronavirus.

Tocará al portugués Cristiano Ronaldo, que el sábado evitó la derrota contra el Torino, intentar cambiar la dinámica negativa en la que encontró el Juventus, falto de juego, confianza y, sobre todo, resultados.

El luso, cuyo futuro sigue en el aire pese a que tenga contrato hasta 2022, es el máximo artillero de la Serie A, con 24 goles. El segundo mejor goleador es el belga Romelu Lukaku, del Inter de Milán, quien lleva veinte.

Enfrente, el cuadro turinés se medirá con un Nápoles en gran forma, que tiene por delante un reto extremadamente ilusionante. Ganar en Turín le permitiría dar un gran paso hacia la próxima Liga de Campeones y, además, dejar tocado a su eterno rival.

Los de Gennaro Gattuso, que sí tiene un excelente vínculo de amistad con Pirlo, del que fue compañero en el Milan y en la selección italiana, recuperaron a muchos líderes de sus lesiones en las últimas semanas y sus resultados han tenido un importante crecimiento.

El cuadro “azzurro” lleva una racha abierta de cuatro victorias seguidas, contra Bolonia, Milan, Roma y Crotone, y asaltó la cuarta posición el último sábado.

Además, los de Gattuso ya fueron capaces de doblegar al Juventus en el anterior enfrentamiento liguero disputado este año. En ese caso, en el estadio Diego Maradona napolitano, fue decisivo un gol de penalti de Lorenzo Insigne para el 1-0 final.

El mexicano Hirving Lozano, extremo napolitano, también contará con protagonismo en un estadio en el que ya marcó un gol. Fue en la pasada temporada, cuando se estrenó en el Allianz Stadium y anotó una diana en la derrota 3-4 sufrida por su equipo.

EFE