Publicidad

Madrid, 25 mar (EFE).- El Atlético de Madrid es su “vida” para el capitán y centrocampista Koke Resurrección, que remarcó este lunes que su acuerdo con el club para la renovación anual cada final de temporada “es bueno para las dos partes” y que anunció que mientras tenga “fuerzas, mentalidad y las ganas de competir”, va a estar “aquí”.

“Muy feliz y muy orgulloso. Hemos llegado a un acuerdo entre las dos partes bueno, tanto para mí como para el club, y poder continuar en el club de mi vida es algo que siempre he querido, poder estar aquí casi hasta el final que me pueda retirar. Es un acuerdo que es bueno para las dos partes”, insistió el futbolista en declaraciones a los medios oficiales del Atlético, durante una entrevista sobre el césped del estadio Cívitas Metropolitano.

“Mientras tenga fuerzas, mentalidad y las ganas de poder competir, voy a estar aquí. Eso es lo que siempre he soñado. Poder llegar a este punto es algo increíble para mí, mi familia y para todos. Espero rendir en el campo con todas mis fuerzas, como lo llevo haciendo todos estos años”, continuó Koke, de 32 años y con 626 partidos, más que nadie, con el Atlético.

Y ocho títulos. “Quiero volver a Neptuno. Tengo ganas de volver a Neptuno, con la gente, con la afición. La última Liga (en 2020-21) no pudimos estar con la afición (a causa de la pandemia de la COVID) y tengo ganas de volver a darle una alegría a la gente, con títulos. Es uno de mis deseos. Ojalá poder volver a Neptuno con mi afición”, expresó.

“He tenido muchas oportunidades de salir y no he querido”

Todos estos trofeos fueron con Diego Simeone. “Hace muchos años, el club ganaba muchos títulos y era un club grande, pasó una etapa muy difícil cuando se bajó a Segunda División y desde la llegada de Simeone, aunque con Quique (Sánchez Flores) también ganamos títulos, hemos dado esa estabilidad al Atlético de Madrid. Es la etapa más bonita, la etapa dorada del club, y ojalá la sigamos manteniendo”, explicó.

“He tenido muchas oportunidades de salir de aquí, de mi casa, no he querido. ¿Cómo me iba a ir en el mejor momento, en el que más se está disfrutando? Aunque en los momentos difíciles siempre hay que estar, hay que saber disfrutar también los buenos”, continuó Koke, que declaró su “orgullo enorme” de “ser capitán del Atlético de Madrid y en esta etapa tan bonita”.

Su récord de partidos disputados también son “un orgullo enorme” para él. “Mucho sacrificio de mi familia, de mi madre, de mi padre, de mi hermano, de mucha gente que está a mi alrededor. Es algo bonito y emotivo. Toda la afición estaba conmigo en ese momento (cuando alcanzó esa marca). Fue uno de los días más bonitos e inolvidables de mi vida”, dijo.

“Poder jugar en la escuela, en el (Colegio) Amorós hasta el Metropolitano ha sido algo espectacular. Cuando eres pequeño no te imaginas nunca el poder llegar al primer equipo. Lo sueñas, pero nunca estás pensando en voy a jugar y tal… Lo sueñas, pero no te lo imaginas. Vas jugando, vas divirtiéndote y llegas a ser consciente cuando empiezas a estar en el filial, a entrenar con el primer equipo. Ahí ya eres consciente de decir puedo el día de mañana estar aquí, si tengo toda la suerte del mundo como he tenido yo”, repasó.

‘Dale, nene, tranquilo, que vas a salir’

Su debut fue el 19 de septiembre de 2009 en el Camp Nou. “Un orgullo. Recuerdo que estaba muy nervioso y que estaba con José Antonio Reyes, que en paz descanse, calentando juntos. Me dijo: ‘dale, nene, tranquilo, que vas a salir, que es tu oportunidad’. Veía el partido, íbamos perdiendo y pensaba que no iba a salir”, rememoró.

Y salió en sustitución de Paulo Assunçao para los últimos 23 minutos: “Estaba flipando. No sabía ni dónde estaba ni por dónde venía. Un orgullo enorme haber debutado con el Atlético de Madrid. Fue un día inolvidable tanto para mí como para mi familia”.

Más allá de sus 626 partidos y de sus ocho títulos, Koke se queda con sus “compañeros” en toda esta etapa. “Gabi, Juanfran, Godín… Mi entrenador (Simeone) también, que llevamos once años juntos. Me quedo más con eso y con la gente, más allá de jugar partidos y ganar títulos, que van a ser para el recuerdo. Pero me quedo con lo otro”, aseguró.

Koke consideró que Enrique Cerezo, el presidente del Atlético, “es un fenómeno, una persona muy cariñosa”, que “siempre” está “apoyando” al equipo, y expuso, cuando fue preguntado por la figura de Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado de la entidad, que acumula “una carrera muy bonita juntos”.

“Ojalá la podamos mantener muchos años. Gracias a él, estoy también hoy aquí. Él apostó por mí cuando era cadete B y hoy en día he podido, con trabajo, esfuerzo y sacrificio, devolverle todo ese esfuerzo que él hizo en ese momento por mí en el campo y al club”, añadió sobre Gil Marín.

Publicidad