Belgrado, 12 oct (EFE).- La presidenta de Kosovo, Vjosa Osmani, acusó hoy a Serbia de “abusar” su estatuto de país observador en el Movimiento de los No Alineados (Mnoal) para “socavar el Estado de Kosovo” y pidió a los miembros de la organización “no dejarse llevar por la propaganda (serbia)”.

En un mensaje colgado en Facebook, recordó que numerosos países no alineados reconocen la independencia de Kosovo y que la Corte Internacional de Justicia dictaminó en 2010 que el acto de proclamación de la soberanía no violó el derecho internacional.

“Pido a todos los países del Movimiento que no han reconocido la independencia de Kosovo que se guíen por estas interpretaciones de la corte internacional y no por la propaganda de Serbia”, dijo Osmani.

En Belgrado termina hoy una reunión para conmemorar el 60 aniversario de la creación del Mnoal en su primera cumbre que tuvo lugar en 1961 en la capital serbia, en aquella época de la federación de Yugoslavia, hoy desaparecida.

Serbia es observador en la organización, que agrupa a 120 países.

“Para contribuir a las relaciones de buena vecindad entre los dos países, Serbia debe renunciar a los esfuerzos por socavar la posición internacional de Kosovo”, señaló Osmani.

Además, criticó a Serbia por “abogar contra la adhesión de Kosovo en organizaciones internacionales y hacer campañas contra los reconocimientos de la independencia de Kosovo”.

Kosovo, una antigua provincia serbia poblada por una gran mayoría de albaneses étnicos, proclamó de forma unilateral en 2008 la independencia, que Serbia no reconoce.

Kosovo y Serbia mantienen conversaciones con mediación de la UE para normalizar sus relaciones y lograr un acuerdo jurídicamente vinculante, una condición para el acercamiento de ambos países al club comunitario.