Publicidad

Kiev, 6 feb (EFE).- El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitró Kuleba, afirmó hoy que un relevo de altos mandos no afectará las relaciones con los aliados de Kiev, después de que el presidente Volodímir Zelenski admitiese públicamente que está pensando en sustituir a varios importantes cargos, incluso en la estructura militar.

“No creo que ningún cambio en el Gobierno vaya a afectar las relaciones con nuestros aliados, porque ellos respetan el derecho del presidente a tomar estas decisiones”, dijo Kuleba en una rueda de prensa en Kiev con el ministro de Exteriores portugués, Joao Gomes Cravinho.

“Se trata del derecho soberano del presidente de Ucrania, garantizado por la Constitución”, recalcó.

No obstante, Kuleba enfatizó que si se producen cambios estos no serán una señal de división, ya que toda la nación se ve unida por el objetivo común de “la victoria sobre Rusia y el restablecimiento de la integridad territorial de Ucrania”.

“No hay discusiones sobre este objetivo estratégico”, agregó.

En una entrevista, Zelenski, reconoció ayer que está “reflexionando” sobre un relevo entre “una serie de dirigentes del Estado”, al ser preguntado por una eventual sustitución del comandante de las fuerzas armadas, Valeri Zaluzhni, sobre la que corren rumores desde hace semanas.

“Es una cuestión que tiene que ver con las personas que tienen que guiar Ucrania. Seguramente un reinicio, un nuevo inicio, es necesario, y cuando hablamos de esto me refiero a un recambio de una serie de dirigentes del Estado, no solo de un sector como el militar”, aseguró.

Publicidad