Publicidad

París, 5 feb (EFE).- La ciudad de París no va a vender el estadio del Parque de los Príncipes al Paris Saint Germain, asegura de forma tajante la alcaldesa de la capital, Anne Hidalgo.

“Me encanta el fútbol, amo a mi equipo. Lo repito, estamos dispuestos a estudiar y acompañar a las transformaciones del Parque”, señala Hidalgo en una entrevista al diario regional francés Ouest France.

“También lo vuelvo a decir hoy y de una vez por todas: no habrá venta del Parque de los Príncipes. Es el patrimonio de las parisinas y de los parisinos. El asunto está cerrado”, afirma.

Hidalgo mostró también su enfado por unas declaraciones “ultrajantes” del presidente del PSG, Nasser al Khelaifi, hace un año, en las que este insinuaba que la ciudad no quería venderles el estadio porque sus propietarios (cataríes) son “árabes”.

El PSG paga actualmente entre 2 y 2,5 millones de euros por temporada a la ciudad por el estadio, pero su tamaño no muy grande (48.000 espectadores) dejan al club en inferioridad de recaudación por venta de abonos y entradas respecto a los grandes equipos europeos.

El club parisino ha indicado ya desde hace algunos años que le gustaría ampliarlo (aunque hay complicaciones técnicas porque una parte está construida sobre un túnel) y para ello mejor sería comprarlo.

Pero la ciudad no quiere desprenderse de ese patrimonio, por lo que el PSG asegura no descartar la idea de construir otro estadio en las periferia de la capital

El otro gran estadio de la región, el de Francia, situado en Saint Denis, es propiedad el Estado francés, y ahí juegan las selecciones nacionales de fútbol y rugby, todo lo cual descarta cualquier hipótesis de mudanza del PSG.

Publicidad