Publicidad

Nueva Delhi, 17 mar (EFE).- La Armada de la India liberó a 17 marineros y recuperó el control del carguero Ruen, secuestrado por piratas somalíes el pasado diciembre y sospechoso de haber sido empleado para asaltar esta semana un navío bangladesí con 23 tripulantes a bordo.

El buque destructor INS Kolkata “acorraló con éxito y coaccionó a los 35 piratas a rendirse y garantizar la evacuación segura de 17 miembros de la tripulación” del mercante búlgaro Ruen, con pabellón de Malta, dijo en un comunicado en la noche del sábado la Armada india.

“El barco también ha sido inspeccionado para detectar la presencia de armas ilegales, munición o contrabando”, añadió.

El Ruen fue capturado el 14 de diciembre con 18 personas a bordo durante un ataque pirata en el Índico.

El pasado 16 de diciembre, un buque de guerra de la Armada de la India interceptó este mismo navío y desde entonces fuerzas de la Operación Atalanta, incluyendo a la fragata de la Armada española Victoria, lo han estado monitorizando.

La operación de la Fuerza Naval de la Unión Europea afirmó el jueves que la embarcación secuestrada pudo ser utilizada por los piratas para asaltar el navío mercante bangladesí Abdullah, con 23 tripulantes a bordo, el pasado martes.

Las acciones de la Armada india se producen en un momento de creciente inseguridad del tráfico marítimo, especialmente en el mar Rojo y el golfo de Adén por los ataques de los rebeldes hutíes contra buques comerciales vinculados a Israel.

Además, los piratas somalíes también han llevado a cabo ataques contra buques en el mar Arábigo en los últimos meses.

La tensión en la zona ha hecho que las principales navieras del mundo continúen ajustando sus rutas para evitar esta vía marítima por donde transita el 8 % del comercio mundial de cereales, el 12 % del comercio de petróleo y el 8 % del comercio internacional de gas natural licuado.

Publicidad