Publicidad

Madrid, 19 Enero (EFE).- La borrasca Irene pierde fuerza, aunque todavía se mantiene el aviso en doce comunidades por fenómenos costeros adversos o por fuertes rachas de viento, que oscilarán entre los 70 y 90 kilómetros por hora, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su web.

A orillas del Mediterráneo, Cataluña tiene alerta naranja (riesgo importante) en la provincia de Girona por viento del norte y noroeste de 50 a 70 km/h (fuerza 7 a 8) y aviso amarillo en Barcelona por olas de 3 a 4 metros; La Aemet alerta de que el aviso comenzará a las 20:00 peninsular.

En las Baleares hay alerta amarilla (riesgo) en las islas de Mallorca y Menorca por vientos del suroeste con rachas de 70 km/h en general, que pueden superar los 100 km/h en las cumbres de la sierra de Tramontana y en los cabos; Además, hay aviso por mala mar con olas que podrán alcanzar los 3 metros.

La Región de Murcia y la Comunidad Valenciana tienen nivel amarillo por viento con rachas máximas entre 70-80 kilómetros por hora.

TOLEDO, 17/01/2024.- Una person camina bajo la lluvia este miércoles en Toledo, donde se notan los efectos de la borrasca Irene. EFE/ Ismael Herrero

Aviso amarillo por fuertes vientos

En el resto del país, las comunidades del País Vasco, Cantabria, La Rioja, Aragón, Galicia, Castilla y León, Andalucía y Castilla-La Mancha siguen con el aviso amarillo por fuertes vientos con rachas entre 70-90 kilómetros por hora por fenómenos costeros adversos.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja hay riesgo de fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

Publicidad