Publicidad

Río de Janeiro, 7 feb (EFE).- La petrolera Petrobras, mayor empresa de Brasil, anunció este miércoles que invertirá 90 millones de reales (unos 18,4 millones de dólares) en un estudio sobre la producción de hidrógeno verde y del posible uso de este combustible renovable mezclado con gas natural en motores.

La estatal brasileña pretende construir una planta piloto de electrólisis para la producción de hidrógeno verde, o hidrógeno de bajo carbono, que procesará el agua a partir de energía generada por paneles solares.

El proyecto, con duración inicial de tres años, será montado en una planta de Petrobras en Alto Rodrigues, municipio en el estado de Río Grande do Norte (nordeste de Brasil), en la que la estatal ya cuenta con un Generador Fotovoltaico experimental.

“El objetivo es evaluar la producción y la utilización del hidrógeno producido a partir de la electrólisis del agua con el uso de energía solar”, informó la petrolera en un comunicado.

Petrobras también pretende evaluar “el desempeño y la integridad estructural de microturbinas alimentadas con una combustión de mezclas de hidrógeno y gas natural”.

La capacidad de generación de la planta solar que Petrobras tiene en Alto Rodrigues será elevado desde el actual 1,0 megavatio-pico hasta 2,5 megavatios-pico para atender la demanda de energía de la unidad piloto de electrólisis.

“Entre los beneficios para la empresa figura el desarrollo de conocimiento sobre el comportamiento de equipos en función de la mezcla de hidrógeno con gas natural, pensando en modelos de negocios de interés de la empresa”, afirmó el presidente de Petrobras, Jean Paul Prates, citado en el comunicado.

De acuerdo con el ejecutivo, se trata de otra iniciativa de la estatal para analizar la viabilidad económica de proyectos que puedan ser alimentados con hidrógeno de bajo carbono y sus derivados.

Pese a que aún no tiene una fecha para suspender la producción de petróleo y sigue trabajando en la búsqueda de nuevas reservas de hidrocarburos, Petrobras tiene previsto triplicar sus inversiones en el proceso de transición energética y en proyectos de bajo carbono, hasta 11.500 millones de dólares, en el quinquenio entre 2024 y 2028.

El valor equivale a un 11 % de las inversiones por 102.000 millones de dólares para el quinquenio, anunciadas por la compañía en noviembre pasado.

Las inversiones en proyectos de transición energética buscan convertir a la petrolera en una empresa neutra en emisiones contaminantes y en una importante productora de combustibles renovables.

La mayor parte de las inversiones en bajo carbono será destinada a proyectos para la generación de energía eólica y solar (5.200 millones de dólares) y para la producción de hidrógeno verde y metanol verde (300 millones de dólares).

Publicidad