Publicidad

Santiago de Chile, 17 ago (EFE).- La canasta básica en Chile superó por primera vez en julio los 58.000 pesos (cerca de 645 dólares), lo que supone un incremento interanual del 20,6 %, el mayor desde que se tienen registros, informó este miércoles el Gobierno.

El Ministerio de Desarrollo Social, que mide desde 2013 este índice, publicó en un nuevo informe que la canasta se encareció un 2,7 % en el séptimo mes del año, por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC), que registró una variación mensual del 1,4 % en julio.

La cifra es también superior a la que se anotó el mes pasado la división de alimentos y bebidas no alcohólicas del IPC, que incluye otros productos: 1,9 % mensual y 19,4 % interanual.

El 84 % de los 80 productos que componen la canasta básica de alimentos sufrieron un aumento en sus precios y, en promedio, lo hicieron un 2,9 %.

Las principales alzas de la canasta las protagonizaron el plátano, la zanahoria y la merluza, según el informe.

La canasta básica es uno de las variables que usa el Ministerio para fijar la línea de pobreza y pobreza extrema, que en julio subieron a 205.176 pesos (cerca de 228 dólares) y 136.784 pesos (unos 152 dólares), respectivamente, lo que implica una variación mensual del 2 % e interanual del 15 % en ambos indicadores.

La inflación lleva meses disparada en Chile y en julio acumuló un aumento del 8,5 % en lo que va de año y del 13,1 % en 12 meses, el máximo desde 1994.

Chile cerró 2021 con una inflación del 7,2 %, la más alta en 14 años, lo que llevó al Banco Central a tomar medidas inéditas y retirar rápidamente el estímulo monetario que aplicó con el inicio de la pandemia, en marzo de 2020.

En julio, el Banco Central aumentó en 75 puntos base la Tasa de Política Monetaria para llevarla a un 9,75 %, su valor más alto en dos décadas, en un intento por frenar la escalada de los precios internos.

Las estimaciones de crecimiento del PIB chileno para este año del emisor se ubican entre el 1,5 % y el 2,25 %.

Publicidad