Publicidad

Redacción Deportes, 9 feb (EFE).- La cancelación del amistoso que debía jugar Argentina contra Nigeria el próximo mes de marzo en la localidad china de Hangzhou es ajena a la lesión de Leo Messi.

El capitán de Argentina no pudo jugar recientemente con su equipo, el Inter de Miami, en Hong Kong, al estar lesionado.

Desde algunos sectores en Pekín relacionaban ambas situaciones, si bien según matizaron a Efe fuentes argentinas relacionadas con la contratación de este partido “la cancelación se debe a problemas burocráticos”.

La situación de malestar surgida en Hong Kong por no poder ver a Messi en el césped, por tanto, y según las mismas fuentes “nada que ver tiene con la cancelación de Hangzhou”.

La Oficina de Deportes de la ciudad oriental china de Hangzhou anunció este viernes que “no se dan las condiciones” ya que, según explicaron “no están maduras” para la disputa del evento, recoge el diario local Global Times.

Messi se disculpó con sus aficionados chinos en la red social Weibo, similar a X, justo antes del partido del miércoles, diciendo que fue “una verdadera lástima” no poder jugar en Hong Kong por lesión e incluso expresó su idea de volver a China, “ojalá podamos volver y podamos jugar un partido en Hong Kong, y espero también poder volver cuanto antes a China y saludaros a todos”.

El club de Messi, el Inter Miami, aclaró por su parte que simplemente era “demasiado arriesgado” que Messi jugara.

Suspendido el compromiso de Hangzhou, resta conocer si se mantiene el segundo compromiso fijado en Pekín frente a Costa de Marfil aunque las mismas fuentes aseguran que podría buscarse “otra sede donde poder organizar dos partidos para la fecha internacional”.

Publicidad