Beirut, 5 ene (EFE).- La coalición internacional liderada por Estados Unidos respondió este miércoles a un ataque perpetrado por las milicias iraníes contra unas de sus instalaciones en la provincia oriental siria de Deir al Zur, en el segundo incidente de este tipo en las últimas 48 horas, informó la red de activistas locales Deir al Zur 24.

Los milicianos lanzaron de madrugada una acción contra el campo petrolero de Al Omar, en el que se ubica una de las principales bases de Estados Unidos en el país árabe, dos días después del segundo aniversario de la muerte del general iraní, Qasem Soleimaní, a manos de Washington en Bagdad, de acuerdo con la red.

Las tropas de la coalición internacional, que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, respondieron de forma “intensa” contra los puntos de procedencia de los proyectiles, detalló Deir al Zur 24 en su cuenta de Twitter.

Ambas acciones se producen después de que ayer la alianza atacase posiciones de las milicias leales a Teherán al este del río Éufrates, que divide la zona de influencia progubernamental de la controlada por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza liderada por kurdos aliada de la coalición.

El bombardeo de ayer por la tarde no fue llevado a cabo por las fuerzas estadounidenses, según indicó en su cuenta de Twitter el director de la red de activistas, Omar abu Layla, que no precisó qué país se encargó de la respuesta militar.

La alianza capitaneada por Washington todavía no se ha pronunciado de forma oficial al respecto.

Irak y Siria han registrado varios incidentes de seguridad coincidiendo con el segundo aniversario del asesinato de Soleimaní y el número dos de la agrupación armada iraquí Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, en un ataque selectivo de Estados Unidos.

Al Omar fue objetivo este verano de una serie de lanzamientos de proyectiles atribuidos a milicias proiraníes en Deir al Zur después de que la aviación estadounidense bombardease a grupos armados chiíes en territorio sirio e iraquí en respuesta a los ataques contra su personal e instalaciones en ambos países árabes. EFE

se-njd/ijm/pi

Publicidad