Por Virginie Ann

MONTREAL – Un juez de la Corte Superior de Quebec denegó el miércoles una solicitud para suspender el sistema de pasaporte de la vacuna COVID-19 de la provincia, y dictaminó que había poca evidencia que sugiriera que el daño causado por la orden de salud fue más allá de la decepción o inconveniente.

El abogado Hans Mercier, que fue vacunado contra COVID-19, y el empresario Gaston Vachon, que no lo estaba, habían solicitado al juez que suspendiera urgentemente la orden de salud mientras su impugnación se abría paso en el sistema judicial. Argumentaron que el sistema de pasaportes, impuesto para reducir la propagación de COVID-19, era una violación de los derechos de las personas, desgarró el tejido social de la sociedad y convirtió a las personas no vacunadas en parias sociales.

Según la decisión judicial, Mercier argumentó que el sistema de pasaportes obliga a los quebequenses a vacunarse. “Para mí es impensable vivir en una sociedad … que obliga a las personas a realizar un acto médico que atenta contra su integridad física”.

El gobierno impuso pasaportes de vacunas en toda la provincia el 1 de septiembre. Las personas deben mostrar prueba de vacunación para ingresar a las empresas que el gobierno considera no esenciales, así como a los hospitales y la legislatura en la ciudad de Quebec.

La jueza Nancy Bonsaint dijo que los denunciantes no probaron que el sistema de pasaportes de vacunas de la provincia causara un perjuicio grave o irreparable y debiera ser suspendido de inmediato.

Ser prohibido de ciertas actividades sociales no esenciales, dijo, no es una injusticia grave. “En ausencia de pruebas convincentes de que el prejuicio va más allá de la decepción o inconveniente … el tribunal concluye que no estamos ante un prejuicio grave”.

Los quebequenses, en tanto, seguirán teniendo que presentar prueba de vacunación para ingresar a ciertos comercios, como bares y restaurantes, hasta que se escuche la impugnación judicial en base a sus méritos. No se ha fijado una fecha para la impugnación total del sistema de pasaportes.

Más temprano el miércoles, Quebec informó 672 nuevos casos de COVID-19 y una muerte más atribuida al nuevo coronavirus. Los funcionarios de salud dijeron que las hospitalizaciones relacionadas con COVID-19 aumentaron en uno, a 220, mientras que el número de personas en cuidados intensivos se mantuvo estable en 45. 

El Departamento de Salud dijo que se administraron 10.487 dosis de vacunas en las 24 horas anteriores. El instituto de salud pública de Quebec dijo que alrededor del 90,8 por ciento de los residentes de 12 años o más han recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19 y que el 88,3 por ciento se considera que está adecuadamente vacunado.

El territorio del norte de Nunavik sigue siendo la región más afectada de la provincia, con 1.339 casos activos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes. Montreal, por el contrario, tiene alrededor de 78 casos activos por cada 100.000 habitantes.

Quebec tiene 5.377 casos activos reportados de COVID-19.

Este informe de The Canadian Press se publicó por primera vez el 10 de noviembre de 2021. 

Publicidad