Publicidad

Nueva York, 1 mar (EFE).- La escritora Jean E.Carroll, a la que el expresidente Donald Trump (2017-2021) debe pagar 83,3 millones de dólares por daños y perjuicios, escribió este viernes que a su agresor le queda una semana para pagarle, en un momento en que los abogados del exmandatario tratan de poner en pausa el pago de las distintas multas a las que se enfrenta en varios casos.

“Trump tiene una semana para pagar”, escribió Carroll en su cuenta de X, un día después de que sus abogados hayan dejado claro en una carta al juzgado que se oponen a cualquier retraso en el pago de la cantidad que el juez Lewis Kaplan le impuso el pasado 26 de enero.

Los abogados de Carroll consideran en su escrito de ayer al juez que las razones expuestas por el equipo de Trump no ofrecen información sobre sus finanzas o la naturaleza o ubicación de sus bienes, no especifican cuál es la cantidad de dinero líquido en su poder “ni cómo Carroll podría percibir” la multa, y “ni siquiera explica los riesgos que se ciernen sobre su situación financiera”.

Para los representantes de Carroll, los abogados de Trump se comportan como “si la decisión de la corte fuera un mantel desechable”.

Argumentan además que un retraso en el pago perjudicaría a la escritora de 80 años e iría “contra el interés general”.

El equipo de Trump puede responder a la carta del equipo de Carroll hasta las 5 de la tarde del sábado, pero si el juez no accede a su demanda de retraso, los abogados de la escritora consideran que solo quedarán al magnate siete días para pagar.

El pasado miércoles, Trump trató de poner en pausa otro pago mucho mayor, de 450 millones de dólares, impuesto como multa por varios casos de fraude de la Organización Trump; en esa petición, los abogados proponían depositar una fianza de 100 millones mientras la cantidad total esperaba a que se resolviera el caso en apelación, pero el juez competente rechazó esa petición.

Lo único que consintió el juez fue poner en pausa la prohibición a Trump de pedir préstamos a entidades neoyorquinas durante los próximos tres años, que la defensa había citado como una de las razones por las que el exmandatario sería incapaz de pagar los 450 millones de una vez.

Los movimientos de los abogados de Trump parecen indicar que el expresidente tiene un problema de liquidez para hacer efectivo el pago de las multas, en un momento en que va a necesitar una gran cantidad de fondos para la larga campaña electoral que se avecina y en la que parte como casi seguro candidato republicano.

Publicidad