Ginebra, 8 dic (EFE).- La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que engloba a buena parte de las aerolíneas mundiales, pidió hoy a los gobiernos que levanten “de inmediato” las restricciones a los vuelos que se dictaron de urgencia hace dos semanas en respuesta a la alarma por la variante ómicron.

Ésas restricciones han sido desaconsejadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos de salud pública, señaló la IATA en un comunicado.

“Tras dos años de COVID-19 sabemos mucho sobre el virus y la inutilidad de las restricciones de viajes para controlar su transmisión, pero la aparición de la variante ómicron produjo una amnesia instantánea”, lamentó en la nota oficial el director general de la asociación, Willie Walsh.

La IATA pide por ello que se ponga fin al “caos” causado por la emergencia que en pocas horas generó la detección de la variante ómicron y “dejar atrás medidas descoordinadas y sin evidencias ni asesoramiento que los viajeros sufren”, subrayó el máximo responsable de la asociación.

“Es inaceptable que unas decisiones de urgencia hayan creado miedo e incertidumbre en los viajeros justo ahora que muchos van a emprender viajes para ver a su familia o disfrutar de sus merecidas vacaciones”, afirmó Walsh.

Para el futuro, IATA pide estrategias de las aviaciones civiles que sean adaptables, proporcionadas, no discriminatorias y se revisen con frecuencia teniendo en cuenta los últimos datos de la pandemia, que ha causado grandes pérdidas al sector aéreo en los últimos dos años.

Publicidad