Publicidad

Islamabad, 13 feb (EFE).- El partido del ex primer ministro encarcelado Imran Khan señaló este martes que se apoyará en un partido chií que obtuvo un solo escaño en los comicios del pasado jueves para tratar de formar un Gobierno central en Pakistán y en su provincia más poblada.

El jefe de observación electoral de Pakistán, Tehrik-e-Insaf (PTI), Brig Mussadiq Abbssi, habla con periodistas durante una conferencia de prensa en Islamabad, Pakistán, el 13 de febrero de 2024. Pakistán Tehreek-e-Insaf (PTI) anunció el 13 de febrero que presentará su propio candidato al puesto de primer ministro, descartando cualquier posibilidad de formar un gobierno de coalición. El partido formó comités especiales para diseñar estrategias de formación de gobierno y nominará candidatos para puestos clave. La decisión se produce en medio de acusaciones de fraude postelectoral y mala conducta electoral masiva. Los resultados del parlamento sin consenso han profundizado el estancamiento político en Pakistán, sin ningún partido capaz de formar un gobierno por sí solo. Los candidatos independientes, apoyados en gran medida por el PTI, dominaron con 101 escaños tras las elecciones del 8 de febrero, seguidos por el PML-N con 75 y el Partido Popular de Pakistán (PPP) con 54, según los resultados preliminares no oficiales anunciados por la Comisión Electoral de Pakistán. (Elecciones) EFE/EPA/Sohail Shahzad

“Haremos una coalición a nivel nacional y en Punjab con el Majlis Wahdat-e-Muslimeen (MWM)”, un partido de la minoría chií, dijo en una rueda de prensa un portavoz del Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI, Raoof Hasan.

Rauf Hassan (derecha), secretario central de información de Pakistán Tehrik-e-Insaf (PTI), conversa con periodistas durante una conferencia de prensa en Islamabad, Pakistán, 13 de febrero de 2024. Pakistán Tehreek-e-Insaf (PTI) anunció el 13 de febrero que presentará su propio candidato al puesto de primer ministro, descartando cualquier posibilidad de formar un gobierno de coalición. El partido formó comités especiales para diseñar estrategias de formación de gobierno y nominará candidatos para puestos clave. La decisión se produce en medio de acusaciones de fraude postelectoral y mala conducta electoral masiva. Los resultados del parlamento sin consenso han profundizado el estancamiento político en Pakistán, sin ningún partido capaz de formar un gobierno por sí solo. Los candidatos independientes, apoyados en gran medida por el PTI, dominaron con 101 escaños tras las elecciones del 8 de febrero, seguidos por el PML-N con 75 y el Partido Popular de Pakistán (PPP) con 54, según los resultados preliminares no oficiales anunciados por la Comisión Electoral de Pakistán. (Elecciones) EFE/EPA/Sohail Shahzad

En la provincia norteña de Khyber Pakhtunkhwa, la formación de Khan anunció una coalición con el partido político religioso Jamaat-e-Islami.

Bilawal Bhutto-Zardari (izq.), presidente del Partido Popular de Pakistán (PPP), habla con periodistas durante una conferencia de prensa en Islamabad, Pakistán, el 13 de febrero de 2024. Bilawal Bhutto-Zardari anunció que no competirá por el puesto de primer ministro, citando la incapacidad de su partido de conseguir el mandato necesario para formar el gobierno federal. Su declaración se produce en medio de deliberaciones en curso sobre el próximo primer ministro de Pakistán, destacando el reconocimiento por parte del PPP de su actual posición política en el panorama político del país. EFE/EPA/Sohail Shahzad

Los candidatos apoyados por el Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI) lograron el mayor número de escaños, unos noventa de los 266 en liza, pero sigue lejos de la mayoría simple de 133 parlamentarios, y el MWM solo obtuvo un parlamentario, por lo que el resultado de estas coaliciones es una incógnita.

El PTI obtuvo el mayor número de escaños a pesar de haber tenido que presentar a sus candidatos como independientes tras verse privado de su codiciado símbolo del bate de críquet por una decisión judicial.

Según la ley electoral paquistaní los independientes no tienen acceso a los otros setenta escaños reservados que se asignan de manera proporcional a los partidos según los resultados electorales, y necesitan además apoyarse en un partido para formar gobierno.

La Liga Musulmana (PML-N) del tres veces primer ministro Nawaz Sharif obtuvo por su parte 79 asientos, y el Partido Popular de Pakistán (PPP) se hizo con 54 representantes. Aunque la suma de estas dos formaciones daría como resultado un Gobierno de coalición, por el momento no ha habido un anuncio definitivo en este sentido.

El PTI ha denunciado un fraude electoral masivo cometido a instancias del poderoso Ejército paquistaní, y los tribunales han recibido numerosos casos que cuestionan los resultados en decenas de circunscripciones.

“Según los verdaderos resultados de las elecciones, el PTI puede formar un gobierno hoy en día”, dijo un abogado del partido, Ali Zafar.

Los resultados favorables para Khan en las urnas han sido una gran sorpresa para Pakistán, que daba por hecho que su encarcelamiento desde el pasado agosto, la arremetida judicial con varias condenas en las últimas semanas y la desarticulación del partido debilitarían seriamente al opositor.

Publicidad