Toronto (Canadá), 15 sep (EFE).- La inflación en Canadá se disparó al 4,1 % en agosto, la más elevada desde 2003, tras el 3,7 % alcanzado en julio, por la subida de los precios de la gasolina y la vivienda, informó este miércoles el organismo público Estadísticas Canadá (EC).

Sin contabilizar los precios de la gasolina, la tasa de inflación se situaría en el 3,2 % en agosto, explicó EC.

El organismo señaló que el precio de la gasolina es un 32,5 % superior al de agosto de 2020; parte del incremento es fruto de que hace un año el precio era inusualmente bajo por los efectos de la reducción de la movilidad durante los confinamientos de la pandemia.

La agencia también indicó que el índice del costo de reparaciones de los propietarios de viviendas, que está relacionado con los precios de los inmuebles nuevos, aumentó un 14,3 % comparado con el de agosto de 2020, el mayor incremento anual desde 1987.

Además, el precio de los productos cárnicos experimentó un aumento anual del 6,9 %, el mayor desde junio de 2020, en parte por la subida de la demanda de restaurantes, que en algunas de las principales provincias del país han vuelto a ofrecer servicios al interior de sus locales.

Este es el quinto mes consecutivo que la inflación supera los objetivos establecidos por el Banco de Canadá de un máximo del 3 %. La autoridad monetaria canadiense ha señalado en varias ocasiones que la elevada inflación de la economía es temporal y que anticipa que la situación se normalice en 2022.

El Banco de Canadá también prevé que en el tercer trimestre la inflación se mantenga cerca del 4 % antes de empezar un descenso gradual.

La publicación de los datos se produce cinco días antes de que los canadienses acudan a las urnas para elegir el 20 de septiembre un nuevo Gobierno y cuando la preocupación de muchos es la economía en medio de la crisis causada por la pandemia.

Las encuestas señalan que el gobernante Partido Liberal del primer ministro en funciones, Justin Trudeau, y el Partido Conservador están prácticamente empatados en intención de voto.

EFE