Publicidad

Madrid, 3 abr (EFE).- La jueza que investiga irregularidades en contratos vinculados a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en la etapa de Luis Rubiales ha bloqueado más de medio centenar de cuentas bancarias a diversos investigados, algunas del expresidente federativo, a quien ha embargado un Mercedes.

La titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid) accedió al bloqueo de estos productos financieros a petición de la Guardia Civil y con el objetivo de “garantizar las posibles” responsabilidades económicas derivadas de los delitos que se imputan a los investigados, como administración desleal o corrupción en los negocios.

En su auto, del pasado 19 de marzo y al que ha tenido acceso EFE, la magistrada reconoce que no se han cuantificado “los perjuicios económicos” o “el importe de las presuntas comisiones ilegales”.

Sin embargo, apunta que a lo largo de la causa -que nació para investigar el contrato para el traslado de la Supercopa a Arabia Saudí- sí se ha determinado “el importe de la comisión percibida” por este contrato: 4 millones de euros anuales “que se hace preciso asegurar”.

Por ello, ha visto “imprescindible” embargar preventivamente una serie de bienes y bloquear productos financieros “en aras al completo esclarecimiento de los hechos”.

Son en total 52 cuentas las que ha bloqueado la jueza: tres de Luis Rubiales, otras tantas de su amigo Francisco Javier Martín ‘Nene’ -aunque se han bloqueado más cuentas de sociedades vinculadas a él-; nueve de su exasesor jurídico Tomás González Cueto; y más de una decena del responsable de Gruconsa, Francisco Oliva Juárez.

También ha embargado una serie de bienes, entre ellos un Mercedes a Rubiales o un Porsche a una empresa administrada por su amigo Nene, y prohíbe a varios investigados disponer de diversas fincas.

En ese mismo auto, la magistrada solicita a la Junta de Andalucía una serie de convenios suscritos con la RFEF para la celebración de distintos encuentros, como la Supercopa de España 2020/2021, así como el acuerdo del Consejo de Gobierno que autorizó una subvención de 4,9 millones de euros a la sociedad Estadio de la Cartuja para financiar las obras para disputar partidos de la UEFA EURO 2020.

Porque, además del contrato para el traslado de la Supercopa a Arabia Saudí, la jueza indaga en otras contrataciones vinculadas a la RFEF, como la que asignó a la empresa Gruconsa las obras de remodelación del estadio de la Cartuja en Sevilla.

Los investigadores sospechan que durante la época de Rubiales como presidente de la RFEF se asignaron contratos a esta empresa “a cambio” de que realizase “pagos” a la sociedad Dismatec, administrada por su amigo Nene y que presuntamente habría servido como “instrumento para gestionar” su patrimonio familiar, según sospecha la Fiscalía.

También han detectado que Gruconsa “estaría planificando un macro proyecto en Arabia Saudí” de 400.000 metros cuadrados para construir un estadio de fútbol, ciudad deportiva y al menos un hotel; un proyecto en el que participaría Francisco Javier Martín y habría mostrado “especial interés” Rubiales, según extrae la Guardia Civil de las intervenciones telefónicas.

Los agentes han puesto el foco en los negocios que tendría Francisco Javier Martín en la República Dominicana, país al que comenzó a viajar con frecuencia Rubiales tras dimitir de su cargo en la RFEF, “y a acceder a capital social” de sociedades vinculadas a su amigo.

La Guardia Civil ha constatado que Francisco Javier Martín estaría utilizando a un tercero “para titular negocios” en ese país y enviar dinero en efectivo, y ha descubierto que en uno de esos vuelos declaró la salida de 40.000 euros.

Publicidad