Publicidad

San Salvador, 9 feb (EFE).- Una corte contra el crimen organizado de El Salvador otorgó seis meses a la Fiscalía General para la investigación contra 492 cabecillas de la Mara Salvatrucha (MS13), entre ellos líderes históricos, quienes enfrentan un proceso penal en una de las primeras audiencias masivas de manera virtual por más de 37.000 delitos, en el contexto de la “guerra contra las pandillas” que impulsa el Gobierno.

Fotografía de monitores donde se observan a pandilleros en una audiencia virtual simultánea en diferentes cárceles, en el centro judicial Isidro Menéndez, en San Salvador (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura

Un representante de la Fiscalía, cuyo nombre no fue brindado por seguridad, explicó que la audiencia de imposición de medidas, que fue instalada el jueves, concluyó este viernes y el juez del caso -que tampoco fue identificado- decretó la medida de detención provisional a los procesados, quienes ya se encontraban en prisión.

Fotografía de la fachada del centro judicial Isidro Menéndez, en San Salvador (El Salvador). EFE/Rodrigo Sura

Señaló que la corte le otorgó al Ministerio Público seis meses para el período de instrucción -investigación- y aseguró que “la representación fiscal se siente satisfecha con lo resuelto por parte del juez”.

El fiscal explicó, en un vídeo difundido por la institución en redes sociales, que el Tribunal Sexto contra el Crimen Organizado de San Salvador “ha acreditado todos los delitos e imputaciones que se les han hecho a los 492 cabecillas”.

Indicó que el período de instrucción “se va a utilizar para poder recolectar medios de pruebas, realizar declaraciones anticipadas y preparar el plenario para la vista pública”.

En el juicio, agregó el representante de la Fiscalía, “se va a definir la situación jurídica de los imputados, esperando que sean condenados a las penas máximas de cada uno de los delitos atribuidos y podamos saldar esa deuda de justicia que se tiene con todas las víctimas”.

Las reformas penales aprobadas en el Congreso, que fueron impulsadas por el Gobierno de Nayib Bukele, permiten realizar procesos penales masivos sin que sea necesario individualizar las responsabilidades de los acusados, según expertos.

El jueves, en la sala del juzgado, según pudo constatar EFE, no se encontraba ningún detenido y únicamente pantallas en las que se observaban a reos desde distintas cárceles, como el Centro de Confinamiento del Terrorismo de El Salvador (Cecot).

De acuerdo con la Fiscalía, entre los imputados se encuentran 24 líderes históricos, 253 líderes de pandillas, 166 cabecillas de células y otros 49 que se encuentran libres.

En total son 37.402 imputaciones de delitos que se habrían cometido entre 2012 y 2022.

La Fiscalía no confirmó si todos los pandilleros involucrados en estos casos fueron capturados en el marco del régimen de excepción o si se trata de miembros de esta banda detenidos en años anteriores y con condenas firmes ya.

La MS13 es la pandilla más numerosa de El Salvador, por delante de las facciones Sureños y Revolucionarios del Barrio 18, y con influencia en países como Estados Unidos.

Estas estructuras sobrevivieron y se adaptaron a las estrategias de seguridad de anteriores administraciones, como la negociación y la confrontación directa.

No obstante, en marzo de 2022 fue implementado en El Salvador, por el Gobierno de Bukele, el régimen de excepción, una medida con la que las autoridades aseguran haber combatido a estas bandas.

En el marco del régimen de excepción, que suspende las garantías constitucionales, han sido capturados más de 76.000 supuestos miembros de pandillas y colaboradores de estas, mientras que las organizaciones de derechos humanos han registrado 6.000 denuncias de atropellos y 220 muertes de detenidos en las cárceles.

Publicidad