Publicidad

San Juan, 20 mar (EFE).- La Corte de Justicia de Surinam rechazó este miércoles el recurso de apelación para suspender las condenas del expresidente prófugo Desi Bouterse y los otros cuatro sentenciados por el asesinato de 15 opositores políticos en 1982.

Los abogados del exmandatario alegaron que el proceso judicial contra sus clientes no fue justo, y eso es lo que debía determinar hoy la Corte de Justicia, que lo declaró “inadmisible”.

El exgobernante deberá así cumplir su condena de 20 años de cárcel, emitida el pasado diciembre, ya que el tribunal decidió no suspender la sentencia ni su ejecución.

No obstante, uno de los letrados, Murwin Dubois, citado por los medios surinameses, indicó que van a “estudiar cuidadosamente las consideraciones del tribunal” para determinar otros pasos a tomar.

Dubois dijo que el equipo jurídico todavía cree que se cometieron errores procesales en el juicio.

Aunque las opciones legales para Bouterse y los otros cuatro convictos -sentenciados a 15 años de prisión- para evitar el castigo se agotaron, la pregunta sigue siendo si el expresidente cumplirá esa condena.

Bouterse, de 78 años y presidente entre 2010 y 2020, lleva prófugo de las autoridades de Surinam desde enero pasado, cuando debía haberse presentado ante las autoridades, y se desconoce su paradero.

Interpol emitió la semana pasada una notificación roja contra Desi Bouterse para que las fuerzas del orden de todo el mundo lo localicen y arresten.

Bouterse, que encabezó un Gobierno militar en la década de 1980, había sido ya en 2021 condenado por la masacre de los opositores a 20 años de prisión por la Corte Marcial de Surinam, que confirmó un fallo similar de 2019.

Las víctimas -periodistas, militares, líderes sindicales, abogados, empresarios y profesores universitarios- fueron arrestados el 8 de diciembre de 1982 y trasladados al entonces cuartel general del Ejército Nacional de Surinam, donde fueron torturados y ejecutados sumariamente.

Publicidad