Publicidad

Río de Janeiro, 17 nov (EFE).- La minera brasileña Vale anunció este jueves un acuerdo con la estadounidense General Motors (GM) para ofrecerle anualmente 25.000 toneladas de níquel, suficientes para equipar las baterías de unos 350.000 automóviles eléctricos del fabricante estadounidense por año.

El compromiso a largo plazo garantiza que GM reciba el sulfato de níquel usado en sus baterías eléctricas de la Vale Canadá, una subsidiaria de la minera brasileña en ese país norteamericano, que cuenta con un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos.

El documento “le garantiza a GM el abastecimiento de sulfato de níquel de un socio de libre comercio de los Estados Unidos para atender sus necesidades crecientes para la producción de vehículos eléctricos en Norteamérica”, informó Vale en un comunicado.

El níquel es uno de los principales componentes activos de los cátodos de iones de litio de las baterías Ultium de GM, usadas en varios vehículos eléctricos del fabricante.

Vale informó que iniciará el suministro del mineral en el segundo semestre de 2026.

“La iniciativa destaca la posición estratégica de Vale para ser el abastecedor escogido por la industria de vehículos eléctricos, mejorando su baja huella de carbono y confirmando a la empresa como mayor productor de níquel refinado de Norteamérica”, agrega el comunicado.

“El proyecto de sulfato de níquel propuesto utilizará níquel de alta pureza y bajo contenido de carbono de nuestras plantas canadienses”, afirmó la vicepresidente ejecutiva de Metales Básicos de Vale, Deshnee Naiddo, citada en la nota.

Según la GM, el acuerdo le permite garantizar la materia prima de las baterías en sus diferentes plantas y elevar la capacidad de fabricación de vehículos eléctricos a cerca de un millón de unidades por año en Norteamérica a partir de 2025.

Publicidad