Ginebra, 26 nov (EFE).- El grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reunido hoy para analizar el impacto de la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica determinó que se trata de una “variante de riesgo”, y la bautizó con la letra griega omicrón.

Los expertos reunidos de emergencia alertaron que la aparición de esta variante, primero confirmada en un espécimen recolectado el 9 de noviembre, ha coincidido con un fuerte aumento de las infecciones en Sudáfrica.

La nueva variante, que ha llevado a muchos países a suspender los vuelos con África austral, preocupa por el alto número de mutaciones que presenta, pues en apenas dos semanas se han detectado ya una treintena, con casos confirmados no sólo en Sudáfrica sino también en la vecina Botsuana, en Hong Kong (China) o en Bélgica.

Publicidad