Ginebra, 7 ene (EFE).- La actual ola mundial de contagios por COVID-19 sigue sin freno y en las últimas 24 horas se registró una nueva cifra récord de 2,6 millones de casos, de acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Bangkok. EFE/EPA/NARONG SANGNAK

La curva de casos continúa su ascenso exponencial y el actual récord casi triplica el que antes de la actual ola se había medido en abril de 2021, con 900.000 casos debido entonces al auge de la variante delta.

Una rastreadora del Ejército del Aire trabaja en la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Base Aérea de Cuatro Vientos, Madrid, como parte de la Operación “Baluarte”. EFE/ Chema Moya

Los fuertes aumentos de contagios actuales, muchos asociados a la variante ómicron, se registran especialmente en regiones como Europa, que en las últimas 24 horas confirmó 1,2 millones de casos, América (1,1 millones) y Asia Oriental (105.000).

En otras zonas, como Oriente Medio o el sur de Asia, la curva sigue por debajo de oleadas anteriores, mientras que en África, primera región donde se detectó la variante ómicron, la gráfica parece indicar que se ha superado el pico de contagios, aunque sigue en números muy por encima de olas pasadas.

Pese al fuerte aumento de casos, la cifra de fallecidos diarios en el planeta se mantiene estable y en la misma horquilla de los últimos tres meses, con 8.100 fallecimientos globales en las últimas 24 horas, siempre según las cifras de la OMS.

Publicidad