Publicidad

Bruselas, 4 oct (EFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, condenó este martes “enérgicamente” el lanzamiento por parte de Corea del Norte de un misil balístico que sobrevoló el norte de Japón antes de caer en el Pacífico, y pidió a Pionyang abandonar sus programas nucleares y de misiles.

“Condeno enérgicamente las peligrosas y desestabilizadoras pruebas de misiles de Corea del Norte que violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, escribió el político noruego en su perfil de la red social Twitter.

Añadió que Corea del Norte “debe abandonar sus programas nucleares y de misiles balísticos y comprometerse con la diplomacia”.

Además, expresó la solidaridad de la OTAN con Japón y Corea del Sur, socios de la Alianza.

Corea del Norte disparó hoy un misil balístico que sobrevoló el norte de Japón antes de caer en el Pacífico, en el primer incidente de este tipo desde 2017 que supone, además, la mayor distancia recorrida hasta la fecha por un proyectil norcoreano.

El último test norcoreano provocó la activación del sistema de alerta civil en varias localidades niponas, donde sonaron las sirenas antimisiles y se recomendó a la población buscar refugio a través de altavoces públicos y de mensajes de texto, como ya sucedió en otros lanzamientos similares hace cinco años.

Se trata del quinto lanzamiento de misiles por parte de Pionyang en los últimos diez días, y de un nuevo paso en la escalada de tensiones en la península coreana que ha coincidido con las maniobras militares conjuntas de Seúl, Washington y Tokio, y con la visita al Sur de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris.

Publicidad