Bruselas, 28 dic (EFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este martes que ha pedido un Consejo OTAN-Rusia, el principal foro de diálogo entre la Alianza Atlántica y Moscú, para enero, en el contexto del refuerzo militar ruso junto a la frontera de Ucrania.

“He pedido una reunión del Consejo OTAN-Rusia en enero”, indicó Stoltenberg a través de su perfil en la red social Twitter.

En ese mismo mensaje, dijo que había hablado con la ministra de Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, sobre “el refuerzo militar continuado, no provocado y sin explicación de Rusia dentro y alrededor de Ucrania”.

“Las acciones de la OTAN son defensivas y proporcionadas, y seguimos abiertos al diálogo”, aseveró Stoltenberg.

El secretario general aliado ha lamentado repetidamente que Moscú cerrara las oficinas diplomáticas de la organización en su territorio en respuesta a la retirada de la acreditación por parte de la OTAN a ocho diplomáticos de la misión rusa ante la Alianza que, según aseguró, eran espías.

También ha venido insistiendo en la necesidad de mantener los canales de diálogo abiertos con Rusia pese a las tensiones.

Por su parte, el viceministro de Defensa ruso, Alexandr Fomin, advirtió este lunes de que las “provocaciones” de la OTAN, a la que acusó de incrementar considerablemente su presencia cerca de las fronteras rusas en 2021, pueden desembocar en un “conflicto militar”.

El domingo, en declaraciones a la televisión pública, Putin aseguró que, en caso de que la OTAN no atienda a razones, consultará con los expertos militares las medidas a tomar, aunque insistió en que el Kremlin busca una “solución diplomática y negociada”. La pasada semana Rusia propuso a la OTAN la firma de un acuerdo de garantías de seguridad que prevenga la entrada de países de la antigua Unión Soviética.

También insta a los aliados a desistir de toda actividad militar en su patio trasero, desde Europa Oriental hasta el Cáucaso y Asia Central.

Para principios de enero se espera la primera reunión entre los negociadores rusos y estadounidenses sobre esas garantías de seguridad.

Publicidad