Publicidad

Sant Antoni de Portmany (Ibiza), 31 mar (EFE).- Alejandro Valverde, cuarto clasificado en la Vuelta a Ibiza, terminó su primera experiencia en una prueba de BTT por etapas “muy contento y con ganas de repetir” en carreras de este tipo, tanto en la modalidad de montaña como de gravel.

Alejandro Valverde, en la salida de la Vuelta a Ibiza de BTT, cuya participación ha considerado "una gran experiencia". EFE/Carlos de Torres

“Estoy muy contento con la experiencia de haber vivido mi primera vuelta en BTT, he disfrutado y pienso repetir, no solo en Ibiza, sino en más sitios”, comentó Valverde en meta.

Tres días de competición y un cuarto puesto a 48 segundos del podio es un balance muy positivo para el campeón murciano, quien sufrió y disfrutó por las pistas de Ibiza.

“También se sufre porque vas todo el día con la tensión, no te puedes descuidar en ningún momento, son tres horas de competición y te obligan a ir siempre atento, si no, en cualquier momento estás en el suelo. He disfrutado mucho, sobre todo cuando coges un poco de técnica”, explicó el campeón del Mundo en ruta 2018.

Valverde, quien mostró interés por seguir el Tour de Flandes que se estaba disputando en esos momentos, aseguró que no echa de menos estar en las grandes citas del ciclismo clásico, donde él hizo historia con 4 triunfos en la Lieja-Bastoña y 5 en la Flecha Valona.

“No echo de menos estar en esas grandes carreras, la verdad es que prefiero carreras de este tipo, con menos presión, aquí se disfruta más”, señaló.

Valverde seguirá probando en diversas modalidades del ciclismo, como La Indomable de gravel que se celebra en Berja (Almería) y luego acudirá a California, de nuevo con la bici de BTT.

Publicidad