Publicidad

Sídney (Australia), 27 feb (EFE).- La Policía australiana indicó este martes que no participará en el desfile LGTBI del Mardi Gras de Sídney a raíz del asesinato del expresentador de TV Jesse Baird y su novio Luke Davis, por el que está detenido un agente policial como principal sospechoso.

Un hombre rinde homenaje en Sídney (Australia) a expresentador de TV Jesse Baird y su novio Luke Davis, asesinados el pasado 19 de febrero en Sídney. EFE/EPA/BIANCA DE MARCHI AUSTRALIA AND NEW ZEALAND OUT

“Esta decisión no se tomó a la ligera (…) Si bien la Policía siente una profunda conexión y servicio a la comunidad LGBTI, entendemos su dolor por una serie de acontecimientos recientes”, apuntó un portavoz del cuerpo al canal público ABC.

La noche del lunes, los organizadores del evento solicitaron a la Policía de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney y que habitualmente desfilaba en el Mardi Gras, que se abstuviera de participar en esta edición, programada para el 2 de marzo.

Los organizadores argumentaban la solicitud debido a la angustia que podría causar en la comunidad, que se está recuperando de las muertes de Davies y Baird.

Las autoridades indicaron hoy que creen haber hallado los cadáveres del expresentador y su novio en una propiedad en la localidad de Bungonia, unos 185 kilómetros al suroeste de Sídney, tras varios días de intensa búsqueda.

En el marco de las investigaciones de este crimen que ha conmocionado a Australia, las autoridades acusaron el viernes pasado de los asesinatos al policía Beau Lamarre, de 28 años y quien se cree fue pareja de Baird, después de que éste se entregara en una comisaría de Sídney.

La Policía cree que Lamarre mató el 19 de febrero con un arma de fuego a Baird y Davis en la casa del expresentador, una de las caras populares del canal australiano Network 10, en el suburbio de Paddington, al este de Sídney.

El propio Lamarre había participado previamente en representación de la policía en el desfile del Mardi Gras.

Publicidad