Publicidad

Londres, 19 mar (EFE).- La princesa Catalina ha sido acusada de haber retocado digitalmente otra foto con la reina Isabel II y parte de la familia real tomada en agosto de 2022, después de que la agencia gráfica Getty Images haya retirado la imagen por esa modificación.

Una semana después de que Catalina pidiese disculpas públicamente por haber editado una fotografía de ella con sus hijos difundida a través de las redes sociales de los príncipes de Gales, la nueva polémica siembra más dudas acerca de la veracidad de las imágenes difundidas por la casa real.

La nueva foto muestra a Isabel II sentada en un sofá verde y rodeada por los hijos de los príncipes de Gales y otros ocho de sus nietos y bisnietos, y fue difundida el año pasado para conmemorar el que hubiese sido el cumpleaños de la soberana.

Al hacerla pública el pasado 21 de abril, el Palacio de Buckingham señaló que la instantánea la había tomado Catalina en el verano de 2022 en Balmoral (el castillo escocés donde murió la reina el 8 de septiembre de 2022).

Tras constatar la manipulación artificial de la imagen, Getty Images explicó en un comunicado que “de acuerdo con su política editorial, ha puesto una nota señalando que la imagen fue mejorada digitalmente en su origen”.

Los medios británicos han apuntado al menos seis aparentes inconsistencias en la imagen, incluida una raya vertical en la falda escocesa de Isabel II que no encaja con las otras.

Las dudas sobre la foto llegan apenas horas después de que un vídeo difundido este lunes por el diario sensacionalista “The Sun” mostrase las primeras supuestas imágenes grabadas de la princesa Catalina tras su operación el pasado mes de enero.

En el vídeo, la princesa de Gales aparece sonriente y vestida con ropa deportiva junto a su marido, el príncipe Guillermo, mientras realizaban compras, aparentemente este domingo, en una granja cercana a su hogar en Windsor, al oeste de Londres.

El estado de la princesa ha sido objeto de todo tipo de especulaciones después de que hace dos meses el Palacio de Kensington -residencia oficial de los príncipes de Gales- anunciase que iba a ser intervenida de una “cirugía abdominal” de la que no se dieron detalles.

Esos rumores sobre su salud se dispararon aún más después de que hace nueve días los príncipes de Gales difundieron en sus redes sociales la foto de Catalina junto con sus hijos, que, según reconoció ella un día más tarde, había sido retocada artificialmente.

Publicidad