Publicidad

Brasilia, 24 mar (EFE).- La familia de la concejala Marielle Franco, asesinada a balazos el 14 de marzo de 2018 en Río de Janeiro, consideró que “la justicia está llegando”, tras la detención este domingo de tres sospechosos de haber ordenado el crimen.

Un policía federal transporta una valija con material incautado durante la detención del diputado federal José "Chiquinho" Brazão y su hermano Domingos Brazão este domingo, en Río de Janeiro (Brasil). EFE/André Coelho

“Estamos más cerca de la justicia, la justicia está llegando”, dijo Anielle Franco, hermana de la concejala asesinada y actual ministra de Igualdad Racial en el Gobierno progresista que preside Luiz Inácio Lula da Silva.

Los detenidos son el diputado federal José ‘Chiquinho’ Brazão, su hermano Domingos Brazão, funcionario del Tribunal de Cuentas de Río de Janeiro, y el exjefe de la Policía Civil de esa ciudad Rivaldo Barbosa, quien había sido nombrado para ese cargo un día antes del asesinato.

Mónica Benicio, viuda de Marielle Franco, sale de la sede de la Policía Federal este domingo en Rio de Janeiro (Brasil). EFE/André Coelho

La detención, de carácter preventivo, fue ordenada por la Corte Suprema, que supervisa la investigación desde mediados de 2023, cuando fue pasada al ámbito federal, tras cinco años prácticamente paralizada en Río de Janeiro.

“Es un gran paso para llegar a las respuestas de las preguntas que nos hacemos desde hace seis años: ¿Quién mandó matar a Mari y por qué”, apuntó la ministra y hermana de la activista asesinada.

La concejala, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), tenía 38 años, era negra, lesbiana, nacida en una favela y toda su actividad política se volcó a la defensa de los derechos humanos y el combate a los grupos mafiosos que controlan decenas de barriadas en Río de Janeiro, a los que se presume que están vinculados los detenidos.

Franco fue asesinada a balazos de dentro de su automóvil, en un suceso en el que también murió su conductor, Anderson Gomes.

La viuda de Franco, Mónica Benicio, quien actualmente ejerce como concejala en Río de Janeiro por el PSOL, dijo a periodistas que la detención de los tres sospechosos parece dirigirse hacia “comprobar la tesis de que las milicias actúan como brazo armado de una parte del sistema político”.

Las órdenes de detención han tenido como base un acuerdo de cooperación judicial con uno de los acusados de asesinar a Marielle Franco, en prisión desde hace cuatro años.

Se trata de Ronnie Lessa, exagente de policía de Río de Janeiro y miembro de esas bandas mafiosas conocidas como ‘milicias’, que operan en Río de Janeiro, controlan muchos de los negocios ilegales en las favelas y hasta ofrecen pistoleros a sueldo.

El ministro de Justicia, Ricardo Lewandowski, anunció para este mismo domingo una rueda de prensa, en la que ofrecerá detalles sobre la operación que condujo a la detención de los tres sospechosos.

Publicidad