Quito, 10 nov (EFE).- La reunión del Gobierno y el movimiento indígena de Ecuador terminó este miércoles sin acuerdos concretos, pero con avances en varios temas, y las partes volverán a reunirse dentro de 15 días, cuando el Ejecutivo dé respuesta al pedido para bajar los precios de los combustibles, informó un representante en el diálogo.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Leonidas Iza (c), ofrece declaraciones a la prensa hoy, en el Palacio de Gobierno en Quito (Ecuador). EFE/Santiago Fernández

En una declaración en el Palacio de Gobierno en Quito, sede de la reunión, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, dijo que trasladará a las bases del movimiento la situación.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Leonidas Iza (c), tras una reunión de diálogo hoy, en el Palacio de Gobierno en Quito (Ecuador). EFE/Santiago Fernández

Iza reconoció que en el proceso de diálogo, que se llevó a cabo a puerta cerrada por orden del Gobierno, se registraron avances en los seis puntos que la Conaie y otros colectivos sociales habían presentado en una primera ronda de conversaciones el pasado 4 de octubre.

Sin embargo, dijo confiar en que en los próximos 15 días, como ha ofrecido el Ejecutivo, se pueda conocer “la respuesta en el tema de los combustibles”.

El Gobierno y el movimiento indígena retomaron este miércoles su diálogo en una nueva iniciativa para calmar los ánimos después del regreso del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, de la cumbre climática y de España y tras las protestas populares de finales de octubre.

El retorno al diálogo se produce en un ambiente de relajación y de mayor apertura del Gobierno a la negociación, tras un mes negro en el que Lasso debió afrontar un bloqueo parlamentario, el efecto de la publicación de los papeles de Pandora y las protestas callejeras de grupos sociales.

Estas incluyeron una manifestación en Quito, de menor participación a la esperada, y el bloqueo de carreteras en al menos una decena de provincias, pero fueron suspendidas a raíz del viaje de Lasso a la cumbre de la COP26 y a España, así como por un largo puente con motivo del Día de Difuntos y la Independencia de Cuenca.

Publicidad