Nueva York, 14 ene (EFE).- La prensa de Estados Unidos ha mejorado su situación en el año transcurrido del gobierno de Joe Biden con relación a la administración de Donald Trump, pero persisten problemas relacionados principalmente con el acceso a la información, según alertó este viernes el Comité de Protección de Periodistas (CPJ, siglas en inglés).

En un informe redactado al cumplirse un año de la nueva administración y titulado gráficamente “Noche y día”, el CPJ reconoce que Biden ha dado “un giro casi completo a la retórica antimediática” de Trump para tener “una relación más tradicional con los medios”, pero eso no significa que hayan desaparecido los problemas.

El gobierno actual “debe ir más lejos para ampliar el acceso rápido a la información”, señala el informe, y recuerda las barreras que persisten para que los periodistas accedan a documentos oficiales, así como la vigencia de las leyes de espionaje, que han llevado a la detención de Julian Assange, algo que “sienta un peligroso precedente para su uso a nivel global contra los periodistas de investigación”.

Igual motivo de preocupación lo constituye el hecho de que la policía de fronteras “conserva amplios poderes para interrogar a periodistas y examinar sus aparatos”, y aunque el gobierno ha limitado la capacidad de los fiscales de investigar correos y llamadas de periodistas, “esto debería convertirse en una política codificada”.

Otro ámbito donde la administración Biden debe dar pasos, según el CPJ, es en la protección a periodistas extranjeros, que falló en el caso de la evacuación de Afganistán, y anima a Estados Unidos a “liderar la creación de un visado para los periodistas en riesgo”.

Todos estos problemas han llevado al CPJ a enviar una carta al presidente Biden con recomendaciones concretas sobre cómo garantizar mejor el trabajo de los periodistas y la función de la prensa.

“Su administración tiene la autoridad y la oportunidad de hacer frente a las amenazas endémicas y garantizar un entorno más seguro para los periodistas en los años venideros”, señala el texto de la carta.

Por último, recuerda que la sombra del gobierno de Trump es alargada en cuanto al respeto a los informadores y esto se ha traducido en un alto número de agresiones contra periodistas: al menos 59 periodistas fueron arrestados por la policía en 2021 y otros 142 fueron atacados por agentes o por el mismo público cuando cubrían protestas de todo tipo.

Publicidad