Publicidad

Madrid, 14 mar (EFE).- La Superliga reclamó la estimación de su demanda contra la UEFA y la FIFA al haber quedado constatado que ambas incumplieron la normativa de la Unión Europea por abuso de posición de dominio e impedir la libre competencia, con su rechazo a la puesta en marcha de la competición en 2021 y los perjuicios “incuantificables” causados por ello.

Durante el juicio que se celebra este jueves en el juzgado de lo Mercantil número 17 de Madrid, los abogados de la European Superleague Company SL y de A22 Sports Managment SL coincidieron en que así lo ha reflejado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), al que el juzgado pidió su parecer sobre la conformidad de las normativas de la UEFA y la FIFA con el Derecho de la Unión.

También se han referido a los perjuicios “incuantificables” sufridos durante estos tres años, por no haber podido ejercer su actividad económica, al haberles cerrado la entrada a un mercado en el que el TJUE ha declarado que debe existir competencia.

“Mi mandante es la víctima. Con ese impedimento durante estos tres años, los daños y perjuicios sufridos son incuantificables. La UEFA lleva intentando matar la Superliga tres años, y con ello matar este procedimiento. La muerte del competidor como defensa del monopolista”, dijo el abogado de A22 Fernando Giménez.

El letrado aseguró que “el proyecto pervive y sigue intentando entrar en el mercado” y reprochó que el presidente de la UEFA, Alexander Ceferin, “se ha dedicado a realizar advertencias a aquel que tenga negocios con los tres clubes y A22 no los tendrá con la UEFA”, en alusión al Real Madrid, el Barcelona y el Juventus.

Giménez insistió en que esa actuación por parte de la UEFA ha resultado un fracaso, porque “todos los contratos que vinculan a clubes con ESLCO siguen en vigor”, a la vez que denunció ser objeto de una campaña mediática con la participación de LaLiga, contra la que va a emprender acciones legales, así como contra su presidente, que según dijo “calificó a su consejero delegado como borracho”.

“Para el TJUE la UEFA y la FIFA son empresas y su normativa son decisiones de asociaciones de empresa. La sentencia en ningún momento califica a la FIFA y a la UEFA como organismos responsables del fútbol y el deporte, habla siempre de asociaciones responsables del deporte, y también indica que la posición de dominio de ambas es indiscutible”, reiteró Giménez.

En el mismo sentido se expresó Fernando Izurzun, abogado de European Superleague Company, S. L., para quien la UEFA y la FIFA han impuesto una autorización previa para otra competición, sin normativa que las ampare y ser las únicas para decidir quien puede entrar en el mercado, generando un conflicto de interés por ser propietario de una competición y reservarse la autorización de otras.

“En 2021 no había nada, se autorizaba por la voluntad libérrima de la UEFA. Parece claro que con la ausencia de normas la existencia de un abuso de dominio de posición de UEFA y FIFA es indiscutible, no la salva la sentencia por ningún lado”, afirmó.

En su exposición, el representante de la Superliga mantuvo que el deporte no puede estar exento de las reglas generales y principios de la UE y que así lo ha mantenido el TJUE, “reconociendo este valor constitucional a la libre competencia”

“Quieren hablar de que el fútbol es diferente y, como esto suena mal, hablan del modelo europeo del deporte, pero no es verdad que el único modelo del deporte consista en el que ellos dicen. Su tesis es declarar contrarias al derecho europeo dos competiciones europeas como el Tour de Francia, que no lo organiza una federación, y el rugby, una competición de selecciones nacionales, completamente cerrada, en la que solo participan 6 naciones y la organiza una empresa privada”, comparó.

El letrado también apuntó que el formato de competición de la Superliga anunciado en su momento “nunca fue cerrado”, que el propósito de los participantes “ha sido siempre seguir compitiendo en las ligas nacionales” y que a día de hoy la sociedad organizadora de la competición no ha modificado su propuesta inicial.

“Las que haga en el futuro las hará igual que las hace la UEFA constantemente. Desde que se inicio el procedimiento la UEFA ha hecho dos variaciones, la ‘Conference League’ desde 2021 y ya han anunciado que la ‘Champions’ tendrá un formato diferente. Olvidémonos que solo hablamos de fútbol y beneficios. Hablamos de si hay un ámbito que pueda estar exento de las reglas generales y principios de la UE, el deporte, y la respuesta es no, se lo ha dicho el tribunal lamentablemente para ellos”, añadió.

Publicidad