Publicidad

Londres, 24 ene (EFE).- La tormenta Jocelyn continuó este miércoles en el Reino Unido alterando las redes de transporte en gran parte del país, apenas dos días después de que la tormenta Isha dejara dos fallecidos y miles de hogares sin electricidad.

Jocelyn, la décima tormenta a la que se asigna nombre de la temporada, ha traído hoy consigo una advertencia ámbar por vientos en partes de Escocia -que anticipa alteraciones al transporte, daños a la propiedad y un potencial riesgo para la vida- así como alertas amarillas -que implican un menor nivel de impacto- en la mayoría del Reino Unido que se mantendrán hasta la tarde, según las previsiones.

Los expertos anticiparon alteraciones en los servicios ferroviarios hacia y desde Escocia, suspendidos hasta, al menos, el mediodía.

Martin Thomson, gestor nacional de operaciones de Transport Scotland, anticipó hoy por toda la red regional más retrasos y cancelaciones tanto en ferris, vuelos y trenes.

La madrugada del miércoles estuvo marcada por intensas lluvias y fortísimas rachas de viento en gran parte del país, algunas de hasta 156 kilómetros por hora, como las registradas en la localidad de Capel Curig, al norte de Gales.

Además, miles de hogares se vieron afectados por cortes eléctricos y partes de York (norte de Inglaterra) resultaron inundadas.

Los meteorólogos esperan que los vientos amainen de manera gradual mientras la tormenta Jocelyn se aleja del país durante la jornada.

Las nubes y los chubascos se moverán previsiblemente al noreste del país mañana jueves y el tiempo se despejará, según la Met Office, cara al fin de semana.

Antes que Jocelyn, la tormenta Isha se saldó a su paso por este país con dos muertos, un anciano en Escocia después de que el automóvil en el que viajaba como pasajero impactara contra un árbol caído, y un conductor en Irlanda del Norte, después de que un árbol cayera sobre su automóvil.

Publicidad