Publicidad

La Haya, 12 dic (EFE).- Autoridades de la Unión Europea, de Brasil, Costa Rica y Panamá llevaron a cabo un total de 226 inspecciones como parte de un operativo internacional contra delitos ambientales, tala ilegal de madera, contrabando, fraude documental, blanqueo de capitales y evasión fiscal, según anunció hoy Europol.

La agencia policial europea anunció este martes que la operación resultó en la incautación de un cargamento de madera de Birmania valorado en 12.000 euros (12.955 dólares), y de dos contenedores marítimos de madera brasileña valorados en 67.000 euros (72.336 dólares).

Además, las pistas conseguidas en las 226 inspecciones llevadas a cabo durante la operación permitieron abrir una nueva investigación criminal.

“El comercio ilegal de madera es una práctica abominable que implica la tala de un área de bosque equivalente a un campo de fútbol cada dos segundos en todo el mundo. El comercio ilegal de madera agota los recursos naturales de los países de origen y tiene un impacto directo en la deforestación y, en consecuencia, en el cambio climático”, señaló Europol.

El comercio ilícito de madera es una de las actividades delictivas transnacionales más rentables desde el punto de vista financiero, y genera unos 7.000 millones de dólares (casi 6.500 millones de euros).

Varios tipos de madera, como la teca, el palo de rosa, el ipé y el pernambuco, tienen una gran demanda en los países europeos, donde se usan para múltiples propósitos, incluida la creación de adornos y la construcción en general.

Los grupos criminales organizados camuflan el origen de la madera mediante la falsificación de documentos y el soborno para pasar los controles aduaneros hasta los países de consumo, por lo que este crimen incluye numerosos delitos ambientales, tala ilegal, contrabando, fraude documental, blanqueo de capitales y evasión fiscal.

El operativo estuvo coordinado por Europol desde La Haya y movilizó a las autoridades policiales de Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal y España, y, desde fuera de la Unión Europea, involucró a las fuerzas del orden de Brasil, Costa Rica y Panamá, quienes se sumaron a esta operación periódica por primera vez este año.

Publicidad