Publicidad

Bruselas, 9 dic (EFE).- La Unión Europea condenó este viernes “de manera inequívoca” los intentos de hoy de la Fiscalía de anular los resultados de las elecciones generales y presidenciales en Guatemala, que consideró como “un intento de golpe de Estado”.

“Estas últimas acciones y declaraciones del Ministerio Público de Guatemala representan un intento de golpe de Estado, encabezado por fiscales con motivaciones políticas”, dijo el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en un comunicado.

El Ministerio Público (Fiscalía) de Guatemala aseguró este viernes que las elecciones ganadas este año por el presidente electo, Bernardo Arévalo de León, no son válidas por supuestas irregularidades administrativas del Tribunal Supremo Electoral.

La Fiscalía, a quien Arévalo de León acusó en septiembre pasado de llevar a cabo un “golpe de Estado” en su contra, indicó que las actas electorales utilizadas en los comicios “son nulas de pleno derecho” ya que “no fueron autorizadas” inicialmente por el Tribunal Supremo Electoral.

Los acontecimientos de hoy “son la culminación de los esfuerzos que se han estado desarrollando durante el último mes y que han sido denunciados por la UE y otros socios internacionales”, denunció el jefe de la diplomacia europea.

Esas acciones, según Borrell, “constituyen una violación de la constitución de Guatemala, el estado de derecho, el proceso electoral y los principios más básicos de una democracia, incluido el principio fundamental de la separación de poderes”.

Muestran además, añadió, “desprecio por la clara voluntad de los ciudadanos de Guatemala expresada en las urnas el 25 de junio y el 20 de agosto”.

En su opinión, se debe buscar la rendición de cuentas de quienes obstruyen una transición democrática en el país latinoamericano.

Para Borrell, estos continuos intentos de anular el resultado de las elecciones tendrán un “fuerte impacto negativo” en las relaciones de Guatemala con la UE.

La UE ha aceptado en principio y está dispuesta a adoptar un marco que permita medidas restrictivas específicas contra los responsables de estas acciones, advirtió el también vicepresidente de la Comisión Europea.

En este contexto, la UE pidió a las autoridades guatemaltecas que defiendan el proceso electoral, el orden constitucional del país, su reputación internacional y el Estado de derecho rechazando estos “inaceptables” intentos de anular el resultado de las elecciones, que fueron analizadas por una Misión de Observación Electoral de la UE.

Esa misión concluyó que las elecciones fueron transparentes y bien organizadas y no encontró ningún fundamento para alegar fraude.

Otras misiones de observación electoral nacionales e internacionales llegaron a conclusiones similares.

Arévalo de León, del partido Movimiento Semilla (MS), resultó el ganador “indiscutible” de unas elecciones, cuyo resultado fue certificado oficialmente por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), máxima autoridad electoral del país, zanjó Borrell.

Publicidad