Bruselas, 11 jul (EFE).- La Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y el Alto comisariado de la ONU para los refugiados (ACNUR) debatieron fórmulas para impulsar el reasentamiento de refugiados, más urgente que nunca tras la interrupción en el último año de algunos de los programas por la pandemia de COVID-19.

En un foro de alto nivel donde participaron, entre otros, el secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Alejandro Mayorka; el máximo responsable de ACNUR, Filippo Grandi, y el ministro de Inmigración de Canadá, Marco Mendicino, los participantes intercambiaron experiencias sobre la manera de abordar esa situación.

La comisaria europea de Interior y Migración, Ylva Johansson, explicó que la Comisión Europea organizó este foro para “restablecer” el reasentamiento de refugiados, que se ha visto especialmente afectado durante la pandemia.

“Necesitamos alianzas fuertes construidas sobre un enfoque claro y pragmático en relación con la protección internacional”, dijo la comisaria, quien valoró el cambio de actitud de la nueva administración estadounidense sobre los refugiados.

“Es fantástico ver a Estados Unidos de nuevo en el escenario, listo para liderar el reasentamiento. Es el momento para un liderazgo democrático”, indicó la comisaria.

Por su parte, Mayorka explicó que como hijo de refugiados, este es un asunto que le motiva especialmente y subrayó que su país quiere volver a liderar la acogida de refugiados y de personas con necesidad de protección internacional.

Grandi dijo por su parte que más de 82 millones de personas huyeron el pasado año de guerras y violaciones de derechos humanos, en plena emergencia mundial por la pandemia y en un entorno difícil, por el aumento de las campañas xenófobas.

“Nunca antes los movimientos de refugiados se habían caracterizado por tanta complejidad, rapidez y por tanta hostilidad”, indicó Grandi, que valoró la “coalición” que se formó hoy entre los países que participaron en el foro y animó a mejorar la coordinación y a invertir en sociedades que sean capaces de dar una buena acogida.

También valoró el cambio de actitud de Estados Unidos y el compromiso de Canadá, un país que participa “en muchos programas de reasentamiento de calidad”, dijo.

Por su parte, Mendicino explicó que Canadá, uno de los países más activos en este ámbito, ha continuado con los programas de ayuda a refugiados incluso durante la pandemia, con formas innovadoras de reasentamiento.

El titular de Inmigración de Canadá mencionó entre otros el programa bautizado como “Ángeles de la guarda”, que permitió pedir la residencia permanente en el país a solicitantes de asilo que estuvieron ayudando en primera línea durante la pandemia de covid.

Mendicino mencionó como uno de los principales problemas que enfrentan los refugiados la necesidad de “combatir los estereotipos” sobre los refugiados y abogó por su “empoderamiento” para que participen en las políticas para su integración.

El eurodiputado español Juan Fernando López Aguilar (PSOE), presidente de la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo, hizo hincapié en la necesidad de dejar claro que “no estamos en guerra contra los inmigrantes ni son una amenaza”.

También animó a la UE a aumentar su ayuda y a adoptar de una vez por todas la normativa que permita mejorar los reasentamientos.

EFE