Publicidad

La suiza Lara Gut-Behrami, que la semana pasada ya se había asegurado la general de la Copa del Mundo de esquí alpino y la Bola de Cristal de gigante, capturó este viernes -por quinta vez en su carrera- la de supergigante; al acabar séptima la última prueba del curso de esta disciplina, disputada en la estación austriaca de Saalbach y que ganó la checa Ester Ledecka.

Saalbach Hinterglemm (Austria), 21/03/2024.- La suiza Lara Gut-Behrami celebra su victoria -por quinta vez- en la Copa del Mundo de supergigante de esquí alpino, tras acabar séptima la prueba disputada este viernes en la estación austriaca de Saalbach. EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA

Ledecka, que en los Juegos de PyeongChang’18 (Corea del Sur) marcó un hito al proclamarse campeona olímpica en dos deportes diferentes -aparte del oro en la disciplina en la que ganó este viernes, capturó otro más en el gigante paralelo de snowboard- cubrió los 1.892 metros de la pista ‘Ulli Maier’ en un minuto, quince segundos y 94 centésimas. Exactamente 28 menos que la italiana Federica Brignone, que fue segunda y no consiguió arrebatarle la Bola de Cristal a Gut, de 32 años, a la que le sirvió el séptimo puesto -a 52 centésimas- en Saalbach para prolongar su brillante racha en lo que va de temporada.

La noruega Kajsa Vickhoff Lie fue tercera, a tres décimas exactas, en una prueba que la austriaca Cornelia Hütter -junto a Brignone la única que le podía arrebatar el trofeo a Gut- concluyó quinta, a 43 centésimas de la estrella checa, de 29 años.

Gut, que hace años compartió entrenamientos con la andaluza María José Rienda -la española con más victorias en la Copa del Mundo (6), que indicó a EFE hace dos semanas en Sierra Nevada (Granada) que la flamante ganadora de la competición de joven ya “se fijaba en todo, tenía cualidades y tenía claro cuál sería su camino”- logró de esta manera, por quinta vez, la Copa del Mundo de una disciplina en la que ha logrado 22 triunfos, casi la mitad de sus 45 en la competición de la regularidad y en la que se proclamó campeona mundial hace tres años en Cortina d’Ampezzo (Italia) y olímpica hace dos, en los Juegos de Pekín 2022.

La suiza sumó un total de 576 puntos, treinta más que Brignone -la única italiana que ha ganado la gran Bola de Cristal- y con 60 sobre Hütter.

“Estoy ‘súper orgullosa’. Amo esta disciplina”, comentó Gut, en cuyo ‘staff’ técnico está el español José Luis Alejo. “Ganar otra vez esta Copa ha sido maravilloso. Pero no fue fácil hoy”, comentó la gran campeona suiza tras acabar séptima en Saalbach y asegurarse de esa forma el Globo de Cristal de supergigante.

“Intenté bajar lo más rápido posible y el séptimo puesto me valió, al final. Estoy muy orgullosa de las 45 victorias que he conseguido a lo largo de mi carrera en la Copa del Mundo (ocho de ellas este curso)”, declaró tras la prueba, al canal de televisión Eurosport, Gut.

“Tengo una gran familia a mi alrededor y me gusta compartir estos momentos con ellos”, añadió la estelar esquiadora helvética, que esta temporada ganó por segunda vez la general de la competición de la regularidad (después de haberlo hecho la temporada 2015-16) y que este sábado podría rizar el rizo si se adjudica, asimismo, la Copa del Mundo de descenso, cuya clasificación también lidera.

Publicidad